Inicio » Agenda » Libres de Violencia » Capitalinas exigen un alto a la violencia feminicida

Capitalinas exigen un alto a la violencia feminicida

Por Carolina Huerta García

Ciudad de México. Al caminar en dirección a la Victoria Alada, se observaba el desplegado de mujeres policías que portaban escudos de plástico y chalecos verdes junto con las mujeres pertenecientes al cinturón de paz que vestían una playera blanca con la leyenda “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la mujer” en la espalda, medidas que el gobierno de la Ciudad de México tomó para contener la protesta de las capitalinas.

La cita para la movilización por el 25N era a las 5 de la tarde y los contingentes de mujeres organizadas se empezaron a reunir desde las 4:30 de la tarde en los alrededores del Ángel de la Independencia, monumento que desde las manifestaciones del mes de agosto de este año estaba cercado con tapiales de madera.

CIMACFoto: María Esparza Quintana

Sin embargo éstos ya se encontraban con consignas, stickers y otras imágenes exigiendo un alto a la violencia contra las mujeres. “No existe patrimonio más valioso que la vida” se leía en una de esas ilustraciones. 

Las y los familiares de víctimas de feminicidio, contingentes de las facultades y preparatorias de la UNAM, organizaciones sindicales y de la sociedad civil, se dieron cita para gritar al unísono “¡Ni una más, ni una más, ni una asesinada más!”.

CIMACFoto: María Esparza Quintana

La caminata inició media hora después sobre Paseo de la Reforma, mientras las policías de la Ciudad de México caminaban a la par de las manifestantes. “Hay que abortar, hay que abortar, hay que abortar este sistema patriarcal” gritaban todas en una misma voz. 

“¡Qué ganas de ser monumento, pared o vidrio para que así me cuidaran!” se oía decir a las manifestantes cuando pasaban por las estaciones del metrobús y monumentos que fueron cubiertos con una capa de plástico. 

CIMACFoto: María Esparza Quintana

“¡La tira no me cuida, me cuidan mis amigas!” se escuchaba al continuar la marcha. El cinturón de paz de mujeres se desdibujó por completo y solo quedó el cuerpo de mujeres policías que en vano trataba de contener la marcha para evitar el daño a los monumentos y estaciones del metrobús que corre a lo largo de Reforma.

Cerca de las seis y media de la tarde, las manifestantes llegaron a las inmediaciones de la “Antimonumenta” ubicada sobre la avenida Juárez casi esquina con Eje Central, frente al Palacio de Bellas Artes, recinto que encontraba resguardado con vallas de madera y metal desde temprana hora del día.

En ese punto, la manifestación dio un giro. Las batucadas y megáfonos que habían acompañado hasta entonces el recorrido se callaron. Un silencio se hizo presente y los puños en alto de todas las manifestantes se alzaron como símbolo de protesta por la violencia feminicida que se vive en el país.

“¡Ni una más, ni una más,ni una asesinada más!” se oyó luego de la breve pausa que hicieron las mujeres movilizadas, misma que fue interrumpida por el paso de las policías que se dirigían hacia al Zócalo capitalino junto con ola de gas que éstas lanzaron contra las mujeres que protestaban de forma pacífica.

La movilización continuó hasta llegar a la plancha del Zócalo donde las mujeres se reunieron para finalizar el acto de protesta con la lectura del pronunciamiento que la Asamblea Feminista Independiente (AFAI) y la Asamblea Feminista Metropolitana (AFM), organizaciones que convocaron a la marcha, para exigir, entre otras cosas, un alto a la violencia que las instituciones de gobierno locales y federales ejercen contra las mujeres 

CIMACFoto: María Esparza Quintana

Se recordó a las víctimas de feminicidio al igual que sus familias, hijas e hijos que quedan en la orfandad, el respeto a la lucha por el acceso a la interrupción legal del embarazo en todo el país, que la política del gobierno actual no quede en una simulación y se dé un aumento al presupuesto para igualdad y salud de las mujeres aunada a la pronta resolución de los hechos de acoso y violencia en las universidades que las mujeres han denunciado desde hace meses en instituciones como la UNAM. 

Finalmente, condenaron la violencia ejercida contra los movimientos sociales en Latinoamérica, especialmente la tortura y violaciones de mujeres que se ejercen por parte del cuerpo de carabineros de Chile junto con la represión que se vive en Bolivia luego del golpe de Estado. “Porque América Latina será toda feminista, no daremos ni un paso atrás”. 

CIMACFoto: María Esparza Quintana

19/CHG/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más