Inicio » Agenda » Libres de Violencia » Apelan sentencia contra feminicida de Lesvy

Apelan sentencia contra feminicida de Lesvy

Por Angélica Jocelyn Soto Espinosa
marchalesvy_unam02_cesarmartinezlopez

Ciudad de México. A casi tres meses de haber recibido una sentencia de 45 años de prisión por el asesinato de Lesvy Berlín Rivera Osorio, la defensa legal del agresor, Jorge Luis González, pidió que se reponga una parte del juicio, por lo que la audiencia para que la sentencia quede en firme se pospuso hasta nuevo aviso.

El pasado 24 de octubre, el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJ) sentenció a 45 años de prisión a Jorge Luis González luego de acreditar con diversos peritajes, que éste la estranguló el 3 de mayo del 2017 y que Lesvy fue víctima de diversos tipos de violencia durante su relación. 

Tras la sentencia, el Tribunal debe conceder al menos un plazo de ocho meses para que las personas involucradas presenten algún recurso legal en caso de no estar completamente de acuerdo con la sentencia, por lo que este tiempo fue aprovechado por la defensa legal de Jorge Luis González, quien pidió que se le admita una nueva defensa privada, que una nueva sala penal de apelaciones conozca el caso y que se reponga el proceso intermedio del juicio, que consiste en el desahogo de pruebas.

Estos recursos de apelación contra la sentencia y el juicio que presentó Jorge Luis, hicieron que se suspendiera, hasta nuevo aviso, una audiencia de alegatos que se llevaría a cabo el pasado de 11 de enero de 2020. 

El sentenciado solicitó esto bajo el argumento de que “no tuvo oportunidad de presentar todas sus pruebas”, explicó en entrevista Sayuri Herrera Román, una de las asesoras legales del caso.

Cabe recordar que el proceso de desahogo de pruebas estuvo lleno de trabas y retrasos por parte del sentenciado desde el primer día.  El 9 de septiembre del año pasado, por ejemplo, se suspendió por 24 horas el comienzo del juicio para el desahogo de pruebas porque según advirtieron los jueces, la defensa legal de Jorge Luis no estaba preparada. El 26 de septiembre se aplazó nuevamente el juicio porque la última testigo del sentenciado, la exdirectora de Inmujeres, Teresa Incháustegui, no se presentó. 

Además, durante todo el proceso, el acusado interpuso en total dos amparos, una solicitud de atracción a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y dos apelaciones, todas por distintas razones, las cuales retrasaron por el juicio varias veces.

“Nosotras, desde que la defensa de Jorge Luis impugnó (…) hemos sido muy diligentes porque queremos que agoten todos los recursos que tengan que agotar para que después no reclamen que no tuvieron la oportunidad de defenderse, aún cuando pensamos que estos recursos han sido demasiados y que retardan un juicio que tendría que haber sucedido antes”, declaró la abogada. 

Más trabas para que la familia de Lesvy acceda a la justicia

La defensa legal de la familia de Lesvy consideró que no habría una posibilidad de que el Tribunal determine reponer el procedimiento porque “la presunción de inocencia ya se derribó (es decir, ya se comprobó su culpabilidad en el feminicidio) y las pruebas presentadas son irrefutables”. 

Sin embargo, estas acciones retrasan el camino por medio del cual el Tribunal Superior de Justicia dictaría una reparación del daño a las víctimas, entre las que están no sólo la madre y el padre de Lesvy, sino también la comunidad estudiantil de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Al respecto, Herrera Román recordó que las víctimas también impugnaron la sentencia, pero en su caso porque piden que Jorge Luis reciba no 45 sino 60 años de prisión, la pena máxima por feminicidio en la capital del país.

Del mismo modo, la defensa legal de Lesvy pide que por medio de la sentencia se otorguen medidas de reparación ejemplares, entre las que estaría reconocer los daños a la comunidad estudiantil. Aunque se solicitó, esto no lo incluye la sentencia emitida el pasado 24 de noviembre.

Las víctimas piden que la reparación integral corra a cargo del perpetrador, la cual consiste –según se evaluó también con base en peritajes independientes– en el pago de gastos funerarios, rehabilitación psicológica, y una indemnización por daño moral al haber mentido sobre un suicidio.

Las abogadas también pidieron que Jorge Luis sea sometido a una terapia psicológica con perspectiva de género y no discriminación a las mujeres, como medida de no repetición de esta violencia hacia cualquier otra mujer con la que se vincule. 

Las y los jueces aún deben determinar si admiten o no los recursos legales de Jorge Luis; sin embargo, Herrera Román avizora que el proceso por medio del cual la familia de Lesvy accedería a la justicia aún podría durar hasta un año más por todos los amparos que se presenten. 

Mientras, la madre de Lesvy, Aracely Osorio, asiste y acompaña diversas marchas y acciones políticas feministas y de exigencia de justicia que hay en la Ciudad de México y otras entidades del país por nuevos casos impunes de mujeres desaparecidas y asesinadas.

20/AJSE/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más