Inicio » Agenda » Libres de Violencia » Cancelados, recursos para Casas de las Mujeres Indígenas

Cancelados, recursos para Casas de las Mujeres Indígenas

Por Sonia Gerth

Ciudad de México. Las Casas de las Mujeres Indígenas (Cami) informaron hoy en conferencia de prensa, en conjunto con otras organizaciones como la Red Nacional de Refugios (RNR), Amnistía Internacional, y Equis Justicia para las Mujeres, que el rubro del Programa Derechos Indígenas, del cual se desprendía su financiamiento, fue cancelado.

De eso les informó la Secretaria de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, en una reunión de titulares de varias instancias, entre ellas Adelfo Regino Montes, del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), con la sociedad civil el pasado viernes 22 de mayo. Las Cami han hecho llamados urgentes al INPI y la Segob desde inicios de abril, para que liberaran los recursos, sin embargo, no tuvieron respuesta hasta la reunión mencionada.

La RNR y otras organizaciones informarion que el presupuesto para las CAMI se canceló

Las Cami tienen una función importante en la prevención y atención a la violencia de género en comunidades indígenas. Las colaboradoras se comunican con las mujeres en su idioma, prestan espacios de contención psicosocial, y las acompañan a los Centros de Justicia para Mujeres a la hora que se deciden denunciar a sus agresores. Además, salen a los pueblos para hacer talleres y promover la igualdad de género. Existe el servicio de abogadas y psicólogas, y algunas Cami se han especializado en servicios de salud y partería.

Sánchez Cordero habría explicado que los recursos están siendo destinados a la emergencia del COVID-19. Actualmente, el gobierno estaría tocando puertas por ejemplo de la Unión Europea, para buscar una cooperación internacional para el financiamiento de las Cami. La vocera de las Cami, Nelsy Marisela Ku Chay, dijo en entrevista con Cimacnoticias que entendía esta situación, que era un cambio que no estaba contemplado en este momento.

“Pero, ¿Cómo se decide qué recursos cancelar, y qué recursos usar?“, preguntó. “Porque ésto no solamente nos afecta a las Cami, sino a todas las mujeres a las cuales estamos atendiendo, a las cuales estamos orientando, estamos siendo al mismo tiempo traductoras y defensoras, y en ese sentido también se encuentran en riesgo las Cami donde estamos atendiendo a las mujeres embarazadas.”

La vocera confirmó que una Casa de la Mujer Indígena, en Guerrero, ya tuvo que cerrar, mientras que cuatro más que fueron construidas el año pasado y que ya cuentan con la infraestructura, no fueron abiertas. Se trata de otra casa en Guerrero, y tres más en Chiapas, Oaxaca y Quintana Roo. “¿De qué sirve un espacio bonito si no se puede operar?”, preguntó.

“El mensaje es: las mujeres indígenas pueden trabajar sin remuneración”

Bajo esas circunstancias sería entendible que las compañeras que atienden partos, ya no pueden seguir ofreciendo sus servicios. Kú Chay opinó además que esta cancelación de financiamiento mandaría un mensaje de que las mujeres indígenas podrían seguir haciendo su trabajo sin recursos, pero no es así: “Podemos hablar de muchas cosas positivas en nuestras comunidades. Y realmente existen todavía estas herramientas de organización y de apoyo. Pero la otra realidad es que las cosas también han cambiado”, dijo.

“No podemos pedirle a las compañeras, ‘vamos a hacer un trabajo gratuito’, porque estamos en la comunidad, porque lo podemos hacer, porque funciona… yo creo que eso es lo que a veces está pasando. Nos miran a las mujeres indigenas, nuevamente afirmando nuestros roles de tener siempre que dar y no recibir ningún recurso económico. Obviamente hay que evidenciar de que por más comprometidas que estamos, una Cami requiere de presupuesto.”

La directora de la RNR, Wendy Morales Figueroa, coincidió en que el mensaje de la cancelación de fondos a las mujeres indígenas sería fatal: “Es el no tener prioridad, no visibilizar a las mujeres indígenas como parte de la sociedad. Los hechos no son congruentes con el discurso del gobierno, porque las Cami trabajan dentro de las comunidades, en situación de indefensión”, dijo.

Ku Chay recalcó que las Casas necesitarían una respuesta ya para poder seguir operando. Ella cree que existe un compromiso de la Segob, de gestionar recursos internacionales. “Pero ¿Por qué precisamente las Cami se tienen que dejar a la deriva? ¿Por qué precisamente a las mujeres indígenas, se nos invisibiliza, nos atan las manos, nos cierran las puertas?” Sería importante que el gobierno no solamente busque cómo apoyar a las mujeres indígenas, sino hacer la atención a ellas parte de una política pública, concluyó.

20/SG/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: