Inicio » Agenda » En defensa » Abuso policial y acoso sexual, quejas contra policía municipal de Hermosillo

Abuso policial y acoso sexual, quejas contra policía municipal de Hermosillo

Por Silvia Núñez Esquer

Hermosillo, Son. Once de las trece recomendaciones emitidas hacia el Ayuntamiento de Hermosillo, Sonora, por la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en el periodo 2018-2020 se refieren a abuso policiaco, detención arbitraria y acoso sexual.

La Policía municipal de Hermosillo ha sido denunciada ante las autoridades correspondientes, y en once ocasiones las víctimas han interpuesto queja ante la CEDH por los abusos y acoso sexual en sus intervenciones, incluso por incumplimiento de una recomendación aceptada por el Ayuntamiento de Hermosillo, a través de la presidenta municipal.

El pasado 2 de octubre, el presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos de la 62 legislatura del Congreso de Sonora, Eduardo Urbina, dio a conocer la solicitud del Presidente de la CEDH, Pedro Gabriel González Avilés de citar a comparecer ante ese órgano legislativo al Director de Asuntos Internos del Órgano de control y evaluación gubernamental del Ayuntamiento de Hermosillo.

La petición data de hace un año, -pues fue presentada en octubre del 2019- y el pasado viernes fue aprobada por las personas integrantes de la Comisión legislativa mencionada.

En la petición, el presidente de la CEDH argumentó que no obstante que la presidenta municipal de esta ciudad, Célida López Cárdenas aceptó la recomendación de separar de su cargo a cuatro policías acusados de abuso de autoridad y acoso sexual, el funcionario no solo no acató la sanción recomendada, sino que minimizó el hecho y aplicó una sanción de solo suspensión por 10 días.

Por lo anterior, el director Oswaldo Pacheco decidió una sanción desproporcionada a la gravedad de las violaciones a Derechos Humanos cometida por policías asignados a Bahía de Kino, perteneciente al municipio de Hermosillo, por lo que con base en el artículo 47 Bis de la Ley de Derechos Humanos, será citado a comparecer.

La recomendación referida, emitida por la CEDH data de diciembre de 2018, con número 29/2018, derivada del expediente CEDH/V33/01/EQ/2018, pero los hechos ocurrieron hace más de dos años, en septiembre de ese año y todavía en 2020 ese tipo de abuso policial continúa produciéndose.

En su versión pública, la recomendación permite conocer que las víctimas fueron dos hombres y una mujer, a quienes los policías acudieron a retirar de la playa, deteniéndolos arbitrariamente, acusándolos de faltas que según las víctimas y la CEDH no estaban realizando.

Según la narración, de inmediato los policías solicitaron dinero para detener las acciones, pero al solo poder reunir ochocientos pesos entre los dos hombres, y al responder la mujer que solo contaba con trecientos pesos, los funcionarios dijeron que era muy poco, indagando si ella contaba con alguna tarjeta bancaria, a lo cual ella respondió que sí.

Es por ello que la subieron a su propio vehículo para llevarla a un cajero automático y obligarla a retirar los tres mil pesos que le pedían para dejarlos ir.

En el trayecto, según describe la víctima de ocupación médica, los policías no solo le hicieron insinuaciones sexuales, sino que la tocaron innecesariamente en diversas partes de su cuerpo, sin su consentimiento. 

“Cuando por fin como a los tres minutos me dijo que me subiera a mi carro, él se quitó su camisola y su gorra y se subió a mi carro en el asiento del chofer y nos fuimos hasta Bahía de Kino Viejo donde está la calle principal y que es en la esquina hay una gasolinera, la calle de la comandancia, nos fuimos hasta donde está un cajero de Banorte a un lado de la Cruz Roja frente a una escuela, allí el policía me dijo que me bajara y sacara los tres mil pesos”.

Fue a la mujer a quien los policías acosaron sexualmente e intentaron tocarla, haciendo comentarios de carácter sexual como una forma selectiva de intimidarla al ser la única mujer en el grupo.

“Para esto deseo agregar que todo el camino el policía me estuvo hablando de una forma acosadora, insinuándose de cómo nos íbamos a arreglar y que, si le podía dar una consulta en ese momento, cosa que me hizo sentir muy incómoda e insegura de que me pudiera abusar sexualmente”, declaró la víctima en su queja.

Agregó que cuando retiró los tres mil pesos se subió de nuevo al carro, y se fueron por la calle principal con rumbo a Bahía de Kino Nuevo, en uno de los callejones oscuros a la altura del poste 44 o 45, se estacionaron y ahí se encontraron con la unidad policial, donde iban su novio y su amigo.

Ahí fue donde le pidieron los tres mil pesos que había retirado, y el agente se fue a recoger los quinientos pesos de su novio y otros quinientos a su amigo. No conformes con eso, cuando fueron a recoger las pertenencias del campamento al llegar se dieron cuenta de que también se habían llevado dos teléfonos celulares.

Uno de ellos era un IPhone 7 y otro un Samsung Galaxy 7, dos pares de lentes marca Ray Ban, unos de sol y unos graduados, de su propiedad. Los policías también se llevaron la carpa y una bocina con aproximadamente 50 centímetros de altura.

Ante esos hechos, la CEDH recomendó que se procediera administrativamente contra los cuatro policías, quienes vulneraron los derechos fundamentales de las víctimas. También recomendaron capacitación permanente y especializada en materia de Derechos Humanos y atribuciones legales.

Además, la institución debería girar instrucciones al personal policiaco, para que conozcan los reglamentos y leyes violentados en la recomendación, particularmente los supuestos en los que deben realizar detenciones, al actualizarse faltas administrativas o delitos, y abstenerse de actos de acoso sexual contra las personas que sean detenidas.

Se gire una circular al personal policiaco, para que se abstengan de violar derechos humanos reconocidos en la Constitución mexicana y tratados internacionales. Que los cuatro policías sean reasignados de manera inmediata y se les comisione a actividades en las que no tengan contacto directo con la ciudadanía.

En el documento, el organismo de Derechos Humanos reconoce que se ha probado la violación de Derechos Humanos, debiendo remitir copia de la recomendación para que haga las veces de denuncia por los delitos de abuso de autoridad; privación ilegal de la libertad; robo; extorsión; y acoso sexual.

En 2018 el Ayuntamiento de Hermosillo fue sujeto de siete recomendaciones por la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Los motivos fueron: abuso de autoridad; detención arbitraria e incumplimiento de un deber legal; abuso de autoridad y detención arbitraria; incumplimiento de un deber legal y vicios en el procedimiento.

En 2019, la CEDH emitió cinco recomendaciones para el Ayuntamiento de Hermosillo por los siguientes motivos: Incumplimiento de un deber legal; Detención arbitraria y abuso de autoridad; Abuso de autoridad; Dilación en la procuración de justicia e incumplimiento de un deber legal; Incumplimiento de un deber legal.

En el año de la pandemia, el 2020, solo se ha emitido una recomendación al Ayuntamiento de Hermosillo, y ésta ha sido por detención arbitraria y vicios en el procedimiento.

20/SNE/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: