Inicio Estados Numeralias y discursos pero gobierno no profundiza en acciones para atender violencia de género

Numeralias y discursos pero gobierno no profundiza en acciones para atender violencia de género

Por Anayeli García Martínez

Ciudad de México. Los recortes al presupuesto para la igualdad y la falta de información sobre el impacto de los programas de transferencias en la vida de las mujeres son ejemplos del doble discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador y de su gabinete, dijeron defensoras de Derechos Humanos de las mujeres. 

La coordinadora de la Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez, Imelda Marrufo Nava; la directora general de la Red Nacional de Refugios, Wendy Figueroa Morales; y la coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), María de la Luz Estrada, también coincidieron en que la visión del mandatario no es nueva. 


Las defensoras discreparon del discurso del presidente, quien en la conferencia mañanera de este 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, dijo que el neoliberalismo es causa de la violencia contra éstas y que su gobierno hará todo lo necesario para proteger a las mexicanas.

Por ejemplo, en febrero, previo a la movilización y el paro feminista por el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, López Obrador afirmó que “ahora los conservadores ya se volvieron feministas” y en septiembre dijo que aunque el feminismo es una causa justa “hay gente infiltrada que está en contra de nosotros, que utiliza lo del feminismo para atacarnos, gentes muy conservadoras inclusive”.

Ahora, en su discurso de esta mañana, agregó que el gobierno ya no es el principal violador de los Derechos Humanos, porque no se tolera la corrupción ni la impunidad. “Eso hace la diferencia, por eso estamos seguros de que las cosas van a ir mejorando, nada más que es un proceso, porque fueron 36 años de predominio de una política antipopular, inhumana, que produjo toda esta violencia y en especial la violencia contra las mujeres”.

Al respecto, Imelda Marrufo Nava dijo que las afirmaciones del presidente dejan ver que no entiende ni reconoce que la violencia de género tiene como causa y consecuencia la desigualdad y la discriminación y una cultura institucional, en los tres niveles de gobierno, que tiene resistencias para reconocer estos factores.

La abogada feminista que sabe de primera mano lo que es la violencia de género al acompañar a madres de víctimas de feminicidio en Ciudad Juárez, detalló que un ejemplo del doble discurso del gobierno federal es que el propio Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) hace una semana afirmó, en un comunicado, que para 2021 el gobierno federal aprobó más presupuesto para los programas y acciones para la igualdad, cuando en realidad hubo recortes.  

Marrufo Nava señaló que el gobierno federal ha incluido los programas sociales de transferencias en el gasto para cerrar las brechas de género. Sin embargo, destacó que hasta las legisladoras, algunas de Morena, han dicho que meter programas como pensiones para adultos mayores en la agenda de los derechos de las mujeres es una simulación.

“Me parece que lo que ocurre es que el presidente dice lo que piensa, lo que se le ocurre. Es una más de las ocurrencias de la mañanera. El presidente debería ser el primer funcionario en ser capacitado con un curso de perspectiva de género”, dijo.

Además, mencionó que la corrupción también genera violencia, pero advirtió que no hay mayor corrupción que la simulación.

La directora general de la Red Nacional de Refugios, Wendy Figueroa Morales, señaló que culpar al neoliberalismo de que al día ocurran 10 casos de feminicidio es reflejo del desdén hacia la vida y dignidad de las mujeres porque estos crímenes son resultado de una sociedad que invisibiliza, naturaliza y perpetúa las violencias machistas.

La defensora mencionó que en los delitos que se cometen contra las mexicanas hay cadenas de omisiones, negligencias e impunidad que mantienen al país en un estado de emergencia.

Otro aspecto que resaltó fueron los recortes al presupuesto para la igualdad. “Un país demuestra su compromiso con los Derechos Humanos y la democracia en el presupuesto”. Detalló que parece que el gasto del Anexo 13 para 2021 tiene un incremento, pero las bolsas más grandes son para los programas insignias del gobierno que no van dirigidos a disminuir las brechas de desigualdad.

Figueroa Morales recalcó que en el financiamiento para refugios también hay una simulación. Afirmó que para el siguiente año hay una disminución en el presupuesto para estos espacios porque se dejó el mismo monto que se asignó en 2020: 405 millones 3 mil 761 pesos. “El presupuesto no es acorde a las necesidades ni a los discursos”.

Por su parte, la coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, María de la Luz Estrada, consideró que la desigualdad social es un factor de la violencia contra las mujeres, pero no es el único porque la violencia de género se trata de discriminación estructural. Otros factores, dijo, son la impunidad y la falta de perspectiva diferenciada de género en las acciones de gobierno.

Mencionó que aunque la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y la comisionada nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, Fabiola Alanís Sámano, sostengan que los programas sociales contribuyen sustancialmente a disminuir los niveles de violencia, centrar la atención en éstos es reducir la violencia a un problema de gente pobre.

“La violencia (de género) no está suscrita en un solo sector de mujeres”, dijo. La coordinadora del OCNF consideró que si se piensa que las personas violentas son solo aquellas que viven en pobreza no se planean respuestas para atender otras causas como la delincuencia organizada.

Estrada también expuso que no se le puede echar la culpa de todos los problemas sociales al neoliberalismo porque si bien la comercialización de los cuerpos es parte de este sistema económico, también hay desapariciones, secuestros y violaciones sexuales de mujeres que no son comercializadas.  

Para la defensora, la violencia se debe ubicar en contexto, pero además criticó que en el evento conmemorativo de este miércoles el gabinete presentara una numeralia y un diagnóstico que ya es conocido, pero no se diera a conocer información sobre los resultados de las acciones y cuáles son los planes y aspiraciones del gobierno.

20/AGM/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más