Inicio AgendaLibertad de Expresión Medios feministas abren espacio en medios convencionales para colocar agenda de género

Medios feministas abren espacio en medios convencionales para colocar agenda de género

Ciudad de México.- Con más de una década de trayectoria, medios de comunicación feministas han conseguido mayor reconocimiento social de su trabajo, así como la incorporación de los derechos de las mujeres en la agenda de los medios convencionales; sin embargo, han tenido que buscar más de una estrategia de financiamiento para subsistir porque en 25 años se ha incumplido el mandato de la Plataforma de Acción de Beijing de apoyar el desarrollo del periodismo feminista.

En ello coincidieron las panelistas de la mesa “A contraluz: medios feministas” durante el primer día del Foro Internacional “Pendientes y acciones urgentes para el futuro: A 25 años del Cap J Beijing 25, que se lleva a cabo este 25 y 26 de marzo. 

El objetivo de este foro es responder dónde estamos 25 años después de que inició la Plataforma de Acción de Beijing, en qué avanzamos y cuáles son las siguientes estrategias que hay que desarrollar para lograr el salto que transforme radicalmente los medios de comunicación. 

Al moderar este segundo panel, la periodista e integrante de la Red Nacional de Periodistas, Verónica Espinosa Villegas, precisó que ante una agenda mediática masculina y androcéntrica ha sido necesario establecer nuevas lecturas de la realidad para recuperar la presencia de las mujeres como protagonistas de la historia. 

Al respecto, una de las fundadoras de la revista feminista Pikara Magazine, del País Vasco, María Angélez Fernandez, señaló que el aporte de su medio durante 10 años de trabajo ha sido abordar una agenda distinta a la de los medios hegemónicos y colocar en el debate nuevos temas.

La periodista señaló que cada vez hay más mujeres escribiendo en los distintos medios (feministas, convencionales o independientes); sin embargo, en los medios convencionales las notas sobre mujeres siguen siendo una cuota y aún no son transversales en las portadas o en toda la producción. 

En estos años, Pikara Magazine ha conseguido como medio llevar la práctica feminista a su dinámica laboral, ya que por ejemplo, son un medio horizontal, sin jerarquías, e intentan remunerar dignamente a las colaboradoras freelance para revertir los malos pagos de otros medios. 

Por su parte, la directora de CIMAC, Lucía Lagunes Huerta, relató que Cimacnoticias nació en 1988 por lo que le tocó abrir brecha en México y hacer que se reconociera que la especialización en la perspectiva de género y el feminismo no le restaba profesionalización ni rigor al periodismo. 

“Fuimos abriendo, en alianza, en los medios tradicionales para colocar nuevas fuentes, temas, y colocar y debatir los enfoques con los que se estaban haciendo ciertas coberturas, especialmente en el tema de violencia contra las mujeres para que los medios dejen de justificar al agresor y exhibir el cuerpo de las mujeres (…) Mostramos que se podía crear un medio periodístico feminista, que podíamos mantenernos y hacer el periodismo que queríamos hacer y no desligarnos de los medios tradicionales”, detalló. 

Lagunes Huerta recordó que uno de los mandatos de la Plataforma de Acción de Beijing fue apoyar el desarrollo del periodismo feminista con una clara línea de financiación pero que 25 años después no se ha conseguido ni por parte del Sistema de Naciones Unidas, tampoco de los gobiernos. Esto a pesar de que los medios feministas llevan años demostrando que lo que se hace es periodismo, con fuentes verídicas y con investigación. 

La periodista del medio La Cuerda, en Guatemala, Silvia Lilian Trujillo, explicó que su medio con 23 años de existencia, surgió en un contexto hostil después de la firma de paz en el país; su mayor aporte fue colocar la mirada feminista y los temas que tenían que ver con el quehacer de las mujeres en medio del debate que se sucitó entonces. 

La también investigadora explicó que si bien han conseguido permear con sus temas en los medios convencionales, éstos no necesariamente se lo reconocen; quienes sí reconocen su labor son las organizaciones y las mujeres organizadas. 

Por su parte, la fundadora de Feministiskt Perspektiv, en Suecia, Jenny Rongrenn, contó que su medio cumplió ya 10 años de trabajo. Cuando se fundó, en su país las mujeres periodistas ya eran la mitad de la prensa pero esto no se observaba en el contenido.

Al revisar la aplicación del Capítulo J de la Plataforma de Acción de Beijing (sobre mujeres, medios de difusión y tecnologías) la explicación que encontraron fue que aplicar medidas más duras para garantizar la perspectiva de género en la información se contraponía con la libertad de expresión; sin embargo, este derecho presupone que se avance en términos de igualdad. 

Por ello, la ambición del medio fue dar voz a temas y fuentes que los medios convencionales evitan consciente o inconscientemente. La periodista explicó que tienen un análisis muy profundo y que ofrecen un periodismo basado en el conocimiento, además de que abren espacio a las defensoras y las feministas. “Visto con el tiempo, la apuesta se vuelve más urgente porque lo que hace falta no es conocimiento sino voluntad; y los grandes medios de comunicación no han querido adoptar el compromiso femenista”, señaló. 

Feministiskt Perspektiv ha conseguido incidir en las agendas mediáticas, sin embargo, la falta de equilibrio de género en los medios convencionales les ha hecho determinar que su apuesta es mantener los medios feministas así como la doble tarea pedagógica y periodística que eso implica.

Todas las panelistas coincidieron en que a lo largo de los años han tenido que implementar más de una estrategia de financiamiento, entre ellos el trabajo voluntario, fondos de cooperación internacional, pago por suscripciones, entre otras formas.

Sin embargo, coincidieron, la apuesta es fortalecer los medios feministas que han surgido sin dejarles solo la responsabilidad a cada uno, cambiar las narrativas de los grupos antiderechos y no absorberse por las agendas mediáticas de los medios convencionales, sino influir en ellas. 

Este encuentro, que continúa este 26 de marzo, fue organizado por Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC), con el apoyo de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, la Alianza Global de Medios y Género (GAMAG), la Asociación Mundial para la Comunicación Cristiana (WACC, por sus siglas en inglés), la fundación Friedrich Ebert y FES Comunicación

21/AJSE/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content