Inicio AgendaEn defensa Exigen sanción ejemplar contra exmilitar acusado de coautoría intelectual en crimen de Berta Cáceres

Exigen sanción ejemplar contra exmilitar acusado de coautoría intelectual en crimen de Berta Cáceres

Por Aline Espinosa Gutierrez
BertaCaceres01_MG_5563cesarmartinezlopez

Ciudad de México. Familiares, el equipo legal e integrantes del Consejo Cívico de Organizaciones Indígenas y Populares de Honduras (Copinh) exigieron que la Sala primera del Tribunal de Sentencia con Competencia Nacional en Materia Penal emita un fallo de culpabilidad hacia el exoficial militar Roberto David Castillo Mejía como coautor intelectual del asesinato de la defensora hondureña Berta Cáceres, ya que las 70 pruebas que presentaron aseguran que el imputado planificó, coordinó y supervisó el crimen. 

Berta Cáceres era una mujer indígena lenca y una de las defensoras de Derechos Humanos más conocidas en Honduras. Por años defendió el territorio del pueblo Lenca de empresas que querían explotar sus recursos naturales y fundó el Copinh. El 3 de marzo de 2016, unos atacantes irrumpieron en la casa de la defensora y la asesinaron por su lucha contra el proyecto “Agua Zarca” de la empresa hidroeléctrica Desarrollo Energéticos SA, conocida como DESA, la cual era propiedad de la familia Atala Zablah y era dirigida por Roberto David Castillo Mejía. 

En un comunicado, explicaron que la culpabilidad de Roberto David Castillo Mejía se comprobó por las 70 pruebas que fueron presentadas en los 48 días que duró el juicio, entre ellas 8 testigos, 31 peritajes, 13 documentales, 10 elementos físicos, entre otras que demostraron que David Castillo mantuvo comunicación mediante llamadas y mensajes con el exresponsable de la seguridad de DESA, Douglas Bustillo para que ejecutara junto con 4 hombres más el asesinato de la defensora a cambio de un pago. 

Detallaron que David Castillo nunca dejó de tener comunicación con Douglas Bustillo, a través del grupo “Seguridad Phaz” de WhatsApp, después de su despido de la empresa DESA, dichas comunicaciones aumentaron en enero de 2016 cuando Bustillo se desplazó a la Ciudad de La Esperanza para monitorear los movimientos de la defensoras y tomar fotos a su vehículo y casa. Más tarde, el 5 de febrero de ese año, Bustillo entregó armas a los exmilitares, Henry Hernández y Mariano Díaz para cometer el crimen, pero fallaron. 

Resaltaron que estos dos implicados informaron a Bustillo que el crimen no se pudo llevar a cabo debido a la falta de un vehículo y más sicarios. Bustillo acordó una reunión con David Castillo para la entrega de más dinero para equipamiento. Es así como el 3 de marzo de 2016, 4 hombres asesinaron a la defensora Berta Cáceres en su hogar. 

Cabe recordar que en 2018, el Tribunal Penal Nacional de Honduras condenó a 7 hombres por el asesinato de Cáceres, entre ellos un militar activo, Mariano Díaz, el también exmilitar, Douglas Bustillo, el entonces gerente socioambientalista de la empresa DESA, Sergio Rodríguez y 4 hombres más que fueron señalados como sicarios. 

“La dinámica de las comunicaciones entre David Castillo y Douglas Bustillo no tienen otra interpretación distinta a las acciones para el ataque previo y asesinato de Berta Cáceres. Sin la participación de David Castillo no habría sido posible el crimen. Las acciones estigmatizantes, dilatorias, y negligentes por parte de la defensa del imputado (durante el juicio) no lograron sembrar ninguna duda sobre la culpabilidad de Castillo”, reiteraron.

El abogado del equipo legal de “Causa Berta Cáceres”, Víctor Fernández, explicó que también presentaron todo los hechos delictivos que cometió David Castillo como integrante de la empresa DESA hacia Cáceres, principalmente por su resistencia y lucha contra el proyecto hidroeléctrico “Agua Zarca”, que obligó a la empresa, en 2013, a cambiar el lugar de operaciones, lo que puso en riesgo los 44 millones de dólares que lo financiaban. 

“En 2015, cuando cambiaron el lugar, Berta y el Copinh se enfrentaron contra ellos nuevamente. Vieron que el riesgo principal que tenía este proyecto millonario era Berta Cáceres, el Copinh y su resistencia. Ahí se activan las comunicaciones por el propio David Castillo junto con los ejecutivos de DESA para desarrollar el plan y verificar la ejecución de Berta Cáceres”, agregó. 

En opinión de la hija de Berta Cáceres, Bertha Zúñiga Cáceres, el resultado del juicio es aún incierto y temen que David Castillo no se condenado debido a la influencia y poder de la familia Atala Zablah, a quienes reconoce como los actores intelectuales del asesinato, ya que ello garantizaría la impunidad hacia esta familia.  

“Esperamos que este fallo encuentre a Castillo culpable con una sentencia ejemplar y así contribuya a la no repetición. Si no se logra justicia en un caso tan importante para Honduras y para el mundo difícilmente la alcanzaremos en otros procesos en donde otras personas son asesinadas por defender los derechos de la tierra”, añadió.

Llamaron a la comunidad nacional e internacional a proteger el acceso a la justicia de la familia de Cáceres, a estar atentos al fallo de la Sala primera del Tribunal de Sentencia con Competencia Nacional en Materia Penal y después sean enjuiciados los responsables de la familia Atala Zablah. “Han creído que la impunidad es eterna, se equivocan. Los pueblos saben hacer justicia” finalizaron. 

21/AEG/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content