Inicio OpiniónMonedero Consolidación de un proyecto con miras al futuro

Consolidación de un proyecto con miras al futuro

Por Carmen R Ponce Meléndez
CIMACFoto: Hazel Zamora Mendieta

En el tercer año del proyecto de gobierno de la 4T se ha entregado al congreso el Paquete Económico 2022. Comprende los criterios generales de política económica que regirán en el corto plazo y su expresión en gasto público, a través del proyecto de presupuesto (PPEF).

Previa discusión en el congreso, deberá ser aprobado en el próximo mes de noviembre. Conforme al documento, el Paquete Económico está enfocado en tres pilares: primero, los apoyos sociales para el bienestar; segundo, la estabilidad y solidez de las finanzas públicas; y tercero, el apoyo a proyectos regionales detonadores de desarrollo con impactos positivos directos e indirectos en el bienestar y el empleo de las familias (en palabras del secretario de Hacienda).

Es decir, fortalecer todos los proyectos medulares concebidos por este gobierno y atender la problemática de la recuperación económica, después de una cada del PIB del orden del 8 por ciento.

Son un poco más de 7.08 billones de pesos, significa un incremento de 8.6 por ciento respecto al de este año y con un sustantivo incremento en el gasto de salud del 27.6 por ciento, muy entendible en las condiciones de pandemia y sobre todo en las ruinas en que se encuentra el sector Salud (véase gráfica).

“Los recursos para seguir haciendo frente a la pandemia están plenamente garantizados en este presupuesto (…) se están asignando 800 mil millones de pesos a esta función, lo cual incluye adquisición de vacunas y medicamentos, servicios de salud gratuitos, vigilancia al rezago de la atención y el incremento de una plantilla de trabajadores sanitarios para atender la pandemia”, aseguró Rogelio Ramírez de la O, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHyCP).

Como también se aprecia claramente en la gráfica, los renglones de gasto más significativos del PPEF 2022 corresponden a la consolidación de los aspectos centrales del gobierno actual como el Tren Maya (67.2 por ciento), PEMEX y Comisión Federal de Electricidad, en la intención de una recuperación del sector energético y acorde a la concepción del proyecto político en esta materia, esbozado claramente por AMLO: soberanía energética.

El crecimiento del gasto en el programa de adultos mayores (70.0 por ciento), obedece en buena medida a que amplió su radio de acción, ahora tiene cobertura desde los 65 años. Son pensiones no contributivas que buscan compensar el gran volumen de población que no cuenta con la posibilidad de una jubilación, al carecer de seguridad social. Inegable, también es una forma de hacer clientela política.

Destaca por su importancia la asignación para inversión pública que aumentará en 17.7 por ciento. Son 982 mil 287 millones de pesos y casi la mitad serán para PEMEX. Durante más de dos sexenios el país experimentó una creciente caída de la inversión pública que nunca fue sustituida por la inversión privada, esto causó contracción de la actividad económica y reducción en empleos productivos.

La inversión pública que se propone representa 3.1 por ciento del PIB, mientras que para 2020 fue de 2.5. Esta dimensión o magnitud de la presencia del Estado en la economía se reducirá para el 2023 en un nivel de 2.9 por ciento y para el cierre del sexenio sería todavía menor, 2.6 por ciento.

Es sabido que el nuevo secretario de Hacienda es de formación Keynesiana, proclive a un mayor gasto público y presencia económica del Estado, algo importante y necesario para las circunstancias actuales. También es ampliamente conocido que esto provoca muchas reacciones adversas, tanto nacionales como internacionales.

Son los que siguen apostándole al libre juego de las fuerzas del mercado, la continuidad de un crecimiento mediocre con enormes desigualdades. Y cuidado, porque en el Paquete Económico se hace mención a que en el mediano plazo el objetivo es regresar a los niveles de crecimiento previos a la pandemia, es decir a más de lo mismo, cuando justo eso es lo que nos tiene en esta crítica situación.

Pueden ser los mismos niveles, pero con un crecimiento cualitativamente distinto. Si no es así se estaría desaprovechando una coyuntura histórica para un giro importante de índole cualitativo, reduciendo y eliminando en su caso, pobreza con desigualdad que tanto afecta a las mujeres.

En este sentido es preocupante que el PPEF 2022 presente una reducción significativa en los recursos destinados a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), además que elimina el Programa de apoyo de financiamiento a microempresas familiares y Microcréditos para el Bienestar, rubros elementales en la crisis, recuperación del empleo y mejoría en toda la población más afectada, y son básicamente jóvenes, mujeres y niñez.

En materia de ingresos si bien no hay una propuesta de reforma fiscal para su indispensable reforzamiento, la propuesta contempla ampliar la base gravable incorporando la informalidad (elemental),  y reforzar la captación de ingresos vía impuestos. Para el mediano plazo se ampliará la base de contribuyentes hasta en un 30 por ciento y los ingresos del 2022 aumentarán 8.6 por ciento.

En la creación del Régimen Simplificado de Confianza se seleccionaron cuatro regímenes: el de Personas Físicas con Actividad Empresarial, el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), el Régimen de actividades agrícolas, ganaderas, pesqueras y silvícolas (Agapes); y el Régimen de Arrendamiento.

Finalmente llega la tan esperada propuesta de eliminar impuestos en los productos de gestión menstrual, un gran apoyo para las mujeres pobres.

En el marco macroeconómico se prevé un Producto Interno Bruto (PIB) de 4.1, con un 6.3 para el año actual; una inflación de 3.4 porciento que estaría dentro del rango objetivo del Banco de México. Este planteamiento del crecimiento económico es muy optimista y está por encima de las predicciones de organismos privados o internacionales.

Para la producción petrolera, se espera que el precio de la mezcla mexicana se venda en 55 dólares por barril, y se tenga una plataforma de producción de 1.8 millones de barriles diarios. El  tipo de cambio, se estima en 20.4 pesos por dólar.

En principio esta propuesta que hoy está en el congreso ha tenido una muy buena aceptación de los mercados, la bolsa de valores y del Sector Financiero que lo aprueba en lo general, y no es cosa menor.

Un factor de primer orden es la conclusión del programa de vacunación para los primeros meses de 2022, algo sustantivo para la reapertura de actividades económicas y recuperación de empleo para mujeres, siempre y cuando se avance en el Sistema Nacional de Cuidados.

La discusión y aprobación por el congreso es muy previsible, dada la preminencia del partido del gobierno y la escasa aportación de la oposición. En este escenario el documento del exdiputado Ramírez Cuéllar: “Nuevas políticas contra la desigualdad”  -entregado al congreso el 3 de este mes-, bien puede apuntalar mejores opciones en materia de educación, salud o servicios de cuidado.

21/CRPM/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content