Inicio AgendaLibres de Violencia No son los tiempos políticos para regular el “trabajo sexual” en la Ciudad de México afirma legisladora

No son los tiempos políticos para regular el “trabajo sexual” en la Ciudad de México afirma legisladora

Por Anayeli García Martínez
8marzo17CDMX_Cesarmartinez

Ciudad de México.- La presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Congreso de la Ciudad de México, Ana Francis López (conocida como Ana Francis Mor), aseguró que no son los tiempos políticos para debatir si se debe regular o abolir el llamado “trabajo sexual” en la capital del país.

Entrevistada sobre la agenda de la comisión que preside, la diputada por Morena expresó que este tema se tiene que revisar a profundidad porque las propuestas de ley que se quedaron pendientes no necesariamente están reflejando lo que quieren las personas que se asumen “trabajadoras sexuales”.  

“Sí es de mis temas de la agenda, pero no es de los temas que van a ir entrando primero porque no son tan claros. Me parece que ahí amerita un proceso mucho más profundo de conversación con todas las partes implicadas”, dijo la también cofundadora de la compañía teatral “Las Reinas Chulas”.

Como activista feminista, expuso, ha trabajado con mujeres latinoamericanas que defienden el “trabajo sexual” porque miran esta actividad como un trabajo y por tanto denuncian la discriminación y explotación laboral de las que son víctimas, como sucede en otros empleos.

Sin embargo, la diputada por Morena aseguró que también es una feminista influenciada por el trabajo de otras como la periodista y defensora de derechos de mujeres y la niñez, Lydia Cacho Ribeiro, quien ha denunciado la trata y explotación sexual en sus investigaciones periodísticas.

Es por eso que afirmó que entiende la corriente abolicionista. “Es decir, no tengo un punto de vista profundamente radical, me parece que entiendo ambas posturas y la verdad es que nunca me había visto en la necesidad de tomar una postura como tal”.

Expuso que como diputada no va a presentar una iniciativa legislativa que no tenga posibilidades de ser aprobada, cuando hay una serie de reformas urgentes que tienen que ver con pequeños cambios en el Código Civil, el Código Penal o el Registro Civil para simplificar procesos legales, reformas que no son “ruidosas”.

Cinco años de debate

Desde 2016, cuando se redactaba la primera Constitución Política de la Ciudad de México, personas que defienden la industria del sexo han cabildeado con legisladores una propuesta para legalizar la oferta de servicios sexuales en la capital del país y reconocer esta actividad como un trabajo.

Sin embargo, estas iniciativas se han enfrentado con defensoras que aseguran que se promovería la trata y la explotación sexual de mujeres y niñas, entre ellas la antropóloga feminista Marcela Lagarde, quien fue diputada constituyente hace cinco años y se pronunció en contra de legalizar el “comercio sexual”.

En mayo de 2019, con la aprobación de una nueva Ley de Cultura Cívica, que consideraba como infracción “invitar a la prostitución, ejercerla o solicitar el servicio” y sancionaba estas acciones con multas y trabajo comunitario, revivió el debate sobre los derechos de “las y los trabajadores sexuales”, quienes lograron eliminar esta redacción de la ley.

Sin embargo, reconocer esta actividad como trabajo ha logrado consenso a pesar de que sólo en 2019 se presentaron seis iniciativas para regular el trabajo sexual y una para prohibirlo, según un balance del Centro de Estudios Legislativos para la Igualdad de Género del Congreso de la Ciudad de México.

A pesar de la polémica, diputadas y diputados continuaron presentando propuestas en la materia y en febrero de 2020 colectivos de mujeres y mujeres trans, integrados en la “Alianza Mexicana de Trabajadoras Sexuales”, presentaron ante el Congreso una iniciativa ciudadana de “Ley de Trabajo No Asalariado y Regulación del Trabajo Sexual”, la cual tampoco fue aprobada.

Prostitución, trata y trabajo sexual

Sobre las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien el 26 de octubre dijo en su conferencia matutina que “la trata o la prostitución infantil no es la generalidad de lo que sucede en las comunidades (indígenas)”, la diputada consideró que el mandatario no mezcló los conceptos, sólo parafraseó mal.

Desde su posición, Ana Francis Mor consideró que hay que hablar de prostitución, trabajo sexual y trata de personas de manera diferenciada. “Sin duda de lo que hay que hablar es de empoderar a las mujeres, por todos los lados posibles y a todas las mujeres, a las ricas para que su dinero sea de ellas, a las pobres para que tengan dinero y medios económicos para subsistir”.

La también actriz aseguró “que las personas alquilamos el cuerpo y la mente al servicio de empresas y de ideas, pero la diferencia con el trabajo sexual es que éste tiene una carga moral”; sin embargo, reconoció que en México y en Latinoamérica la esclavitud sexual es una realidad y si las mujeres que se dedican a esta actividad no tuvieron la opción de decir no, es trata de personas.

21/AGM/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content