Inicio Agenda Impulsan Ley Sabina contra deudores alimentarios, un paso hacia la justicia para madres e hijas

Impulsan Ley Sabina contra deudores alimentarios, un paso hacia la justicia para madres e hijas

Por Diana Hernández Gómez

Desde Pedro Páramo (1955) hasta Canción de tumba (2011), desde el siglo pasado ha aparecido en la literatura nacional la presencia de las mujeres solteras que son madres como actoras sociales en México. Todas ellas son madres cuyas parejas han decidido irse, quienes no vuelven a hacerse responsables de sus hijos. Y, como siempre, la realidad supera la ficción.

Según la Dirección Estadística de la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, la capital cerró el 2021 con 6 mil 102 denuncias contra deudores alimentarios morosos; el año anterior, la cifra fue de 4 mil 575. Esto quiere decir que, lejos de disminuir, el abandono físico y económico de padres a hijos e hijas está aumentando.

El problema no termina ahí: muchos de estos padres consiguen cargos públicos y continúan sin responder a las demandas por pensión alimenticia en su contra. El machismo detrás de estos actos está representado no solo en el padre que abandona a su familia, sino también en los sistemas jurídicos y legales que solapan sus acciones. 

Para que esto se termine, Diana Luz Vázquez Ruíz ha impulsado la “Ley Sabina” junto con diversas colectivas feministas y diputadas del Congreso capitalino. El objetivo es permitir que millones de madres obtengan justicia jurídica y social tras denunciar a los deudores alimentarios morosos.

40 reformas por los derechos de las madres en CDMX

La diputada morenista Ana Francis López Bayghen Patiño presentó la “Ley Sabina” en el Congreso de la ciudad el 27 de mayo de este año. El nombre de la iniciativa se debe precisamente a la hija de Diana Luz Vázquez: el padre es un deudor moroso, un abogado a quien –asegura Diana– el sistema jurídico ha protegido desde 2018.

Dicho sistema también se vuelve partícipe de la violencia económica ejercida principalmente contra los hijos e hijas, cuyo desarrollo humano se ve limitado debido a la falta de recursos. Diana afirma que esta violencia está normalizada en los juzgados, donde los procesos son sumamente largos y, además, costosos para las mujeres.

Por otro lado, también hay patrones de violencia bastante normalizados entre los deudores, todo con tal de no afrontar sus responsabilidades económicas; entre ellos se encuentran el cambio de nombre de sus propiedades o cuentas bancarias y la negativa a reconocer su salario real.

La propuesta impulsada por Diana Luz y otras madres en situaciones similares está conformada por 40 reformas que tienen el objetivo de cambiar el marco legal e impedir que los deudores alimentarios y gobiernos sigan ejerciendo estas prácticas y eludan la justicia.

Con la “Ley Sabina” se pretende reformar sobre quiénes asumen los cargos legales y bajo qué mecanismos lo hacen. Entre algunas de las exigencias incluidas en la iniciativa, Diana Luz Vázquez destaca la propuesta de que la Unidad de Inteligencia Financiera se encargue de investigar los ingresos reales de los deudores, quienes muchas veces ocultan sus ganancias en cuentas familiares o no reportan el total preciso.

Las madres propulsoras de la ley también exigen que deje de ser la denunciante quien costee los gastos de las pruebas de ADN. De igual manera, proponen que el Registro Público de Propiedad se entere de inmediato de la demanda contra un deudor; así, este último tendrá menos margen de tiempo para intentar hacer cambios de nombre en sus propiedades. 

Actualmente, el registro se entera hasta que hay una sentencia en los casos, lo cual puede demorar hasta ocho años o más, de acuerdo con Diana Luz.

La “Ley Sabina” también incluye modificaciones para que los deudores alimentarios estén en el buró de crédito y no puedan hacer demandas sobre la patria potestad después de haber librado un caso por pensión alimenticia. Por último, entre otras cosas, se solicita que el padrón de deudores de CDMX se abra al público y se dé a conocer información sobre quiénes son estos hombres, a qué se dedican y cuánto ganan.

El Congreso de la ciudad discutirá la “Ley Sabina” en septiembre. Si se aprueba, se daría un paso más en el camino para eliminar la violencia sistemática contra las mujeres en el país.

Una lucha nacida entre manifestaciones

Diana Luz Vázquez Ruíz demandó al padre de Sabina en 2018. Primero intentó hacerlo en la Ciudad de México, donde vive desde hace cinco años. Ahí le dijeron que debía poner la demanda en Oaxaca, porque es el lugar donde nació su hija; sin embargo, en Oaxaca determinaron que la denuncia debía hacerse en CDMX, porque ahí era donde vivía Sabina en el momento del proceso. Entre este ir y venir, Diana gastó cerca de 10 mil pesos.

El padre, por su parte, nunca se ha presentado a las audiencias. “Tanto en Oaxaca como acá ha podido burlar la ley”, asevera Diana Luz en entrevista con Cimacnoticias. Debido a esta falta de justicia jurídica, decidió que al menos tendría justicia social, por lo que convocó a un tendedero de deudores alimentarios en la plaza de Santo Domingo de Guzmán, en Oaxaca, el 12 de julio de 2021. 

Esa fue la primera de una serie de manifestaciones con tendederos en diferentes partes del estado como Juchitán, un municipio donde –de acuerdo con Diana– muchas mujeres son maltratadas por hombres que tienen lazos con el narcotráfico. Además de las manifestaciones, la madre de Sabina también transformó su auto en la Patrulla Feminista de Oaxaca, la cual utilizaba junto con otras madres para ir a señalar a los deudores alimentarios en sus propios lugares de trabajo.

Todos estos ejercicios de visibilización de la violencia alcanzaron un punto álgido en la postulación de la “Ley Sabina”; pero mientras las mujeres luchan por avanzar, políticos como el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena proponen eliminar la pena de prisión de tres a cinco años contra los deudores alimenticios.

El ministro ha tildado la pena de “desproporcionada” ¿Lo será también el tiempo que las madres han esperado por justicia en este tipo de demandas? Una espera tan larga como la distancia entre Pedro Páramo y Canción de tumba, tan increíble como la ficción.

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content