Inicio » Aún cuestionan a mujeres que dicen no a la maternidad

Aún cuestionan a mujeres que dicen no a la maternidad

Por Soledad Jarquín Edgar

Decir no a la maternidad, elegir ser una mujer childfree es todavía un desacato, una mala elección, un error que se castiga con formas sutiles e imperceptibles, afirmó la investigadora independiente Yanina Ávila, al presentar la ponencia Buscándole tres pies al gato ¿qué tan libre es la elección?

Al participar en el panel Distintas Dimensiones de los Derechos Sexuales y Reproductivos, dentro las actividades de la 17 edición de la Universidad Itinerante, dijo que tras varios años de estudios el tema es complejo y paradójico, como también es novedoso y espinoso que toca muchas fibras emocionales y políticas, que además ha sido poco considerado dentro de los derechos sexuales y reproductivos.

Y tú, ¿para cuándo vas a ser mamá?, ¿cuándo vas a encargar a un bebé? ¡Ya, embarázate, no comentas un error, después te vas a arrepentir toda la vida!. No te tardes tanto, bueno, no importa aún puedes lograrlo gracias a los avances de las nuevas tecnologías de reproducción humana, son algunas de las formas sutiles e imperceptibles de presión sobre las mujeres que deciden no ser madres, que están para velar por el orden simbólico instituido, que asocia la feminidad con la maternidad y la sexualidad con la reproducción.

La investigadora, quien ha hecho un amplió análisis de las mujeres que deciden no ser madres, apunta que cuando la elección se reduce a un asunto de libertad individual, se les culpabiliza y margina por su desviación de la norma correcta o del modo ideal, porque las normas, reglas, valores y prácticas sociales dan por sentado que ser mujer es igual a ser madre, de ahí que se les estigmatice como raras y egoístas.

Yanina Ávila agregó que la elección de permanecer sin hijos, en una primera lectura, no cuestiona al sistema ideológico patriarcal, pero desde una óptica feminista visibiliza no sólo las presiones sino se desplaza dentro del discurso político de la libre elección para afirmar el derecho a disentir, a elegir, posicionándose desde fuera del paradigma reduccionista que define a la mujer a partir de una identidad construida en torno a su útero, cuya función es cuidar, proteger y alimentar a otro.

De acuerdo con la socióloga y colaboradora del Programa Universitario de Estudios de Género de la UNAM, el derecho de las mujeres para controlar su fertilidad y sexualidad sin coerción incluye el derecho a la autonomía de ejercer la elección para dar forma a la vida propia.

La investigación de la doctora Yanina Ávila, aún no publicada, destaca que las mujeres sin hijos eligen apropiarse del destino de sus cuerpos y de sus vidas, lo que no significa que quienes son madres no hayan elegido el destino de sus vidas, aunque muchas mujeres han llegado a ser madres sin darse cuenta, tuvieron hijos como un paso natural en las etapas del curso de sus vidas.

Explicó que el concepto childfree se refiere a las personas que eligen de manera conciente y voluntaria no reproducirse, hace énfasis en la libertad o en la liberación de un mandato cultural de género que iguala la feminidad con la maternidad y señaló las formas en que diversas investigadoras llaman a las hijas sin hijas, además de explicar las diversas formas en que han sido analizadas.

Yanina Ávila destacó que las parejas que eligen no reproducirse comienza a ser, en algunos estudios poblacionales proyectivos, menos una minoría o una idea descabellada e inimaginable, y más una realidad que avanza lenta pero silenciosamente por varios países del orbe.

La investigadora destacó que aunque algunos consideran que la situación de no tener hijos es por problemas de infertilidad, existen otras razones y agregó que la restricción en el número de hijos no responde al deseo de los mexicanos de tener una familia pequeña, sino que es una respuesta ante el deterioro en el nivel de vida.

Situación que preocupa a algunos funcionarios, como el subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, el ingeniero Lauro López Sánchez, quien el 11 de julio 2006 dio a conocer un estudio o un proyecto en el que se estima que es tiempo de reconsiderar las políticas de población seguidas en nuestro país, porque se observa una tendencia de la inversión de la pirámide poblacional.

La investigadora puntualizó que estos señalamientos en pro de la natalidad son justamente las presiones y las coacciones que cotidianamente reciben las mujeres que deciden no tener hijos y citó el caso del personal médico y psicológico que siguen cuestionando a las mujeres.

06/SJE/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: