Inicio Costosa Democracia

Costosa Democracia

Por la Redacción

¿Cuánto estamos dispuestos a pagar los contribuyentes para legitimar la tan ansiada democracia? Actualmente los mexicanos damos cifras millonarias para que otros ejerzan su “derecho a intentar ser una opción política”. La ley permite que todo el que cumpla con ciertos requisitos se le apoye con recursos económicos, aunque después, es decir a la hora de probar su valía, resulte que a nadie, es decir al electorado, interesaba su propuesta ni lo tomaron en cuenta. El castigo simplemente es la pérdida del registro.

El asunto va así de fácil: un grupo de ciudadanos crea un partido equis y para ello trabajan hasta conseguir cumplir con los requisitos que les marca el IFE, por ese trabajo que pudo durar unos meses, unas semanas o un año para el caso es lo mismo, el Instituto les otorga 19 millones 100 mil pesos, que pagamos todos los mexicanos. Estemos de acuerdo o no con los planteamientos del grupo o, lo que es más, conozcamos o no ese grupo o alguno de sus integrantes. Es decir, que todos nosotros estamos obligados a regalarles la confianza con el sustancioso premio de los dineros del erario, que no es otro que el de nuestros impuestos.

¿Cuántos grupoides o células se pueden formar de esta manera? Todas las que consintamos en pagar o patrocinar. ¿Qué mejor negocio que formar una sociedad civil y pretender hacer de ello una fuerza política real y una alternativa más? Mucho mejor eso a estar desempleado, claro. En absoluto importa que después, a la hora de aprobar en las urnas su aceptación ésta se les niegue y se pierda el registro, como ha sucedido en el pasado, total no habrá rendición de cuentas ni la reposición de uno solo de los millones.

¿Acaso la ley considera que se reintegre el capital invertido? No y nada pasa, a lo más tendrán que empezar de nueva cuenta a formar otra célula y obtener recursos frescos que hacen millonarios a unos cuantos.

Recordemos el berrinche del hombre que se creyó el merecedor de ser el candidato a contender por la Presidencia en lugar del finado Colosio, y luego a la hora de la verdad, nadie se interesó por él, o en el mejor de los casos, no pudo obtener ni siquiera los suficientes votos para poder mantener el registro de su apreciado partido. Así sucedió con los llamados chiquitos, vamos, ni el de La Rosa pudo lograrlo.

La igualdad, la ecología son temas que están presentes en todos los partidos de México y del mundo. Preguntemos a un priista, perredista, a los del Verde o a los propios panistas si sus normas o convicciones son excluyentes. Por supuesto que la respuesta es negativa, ningún candidato es tan lerdo para no incluir a los homosexuales, a los discapacitados ni a las feministas, todos tienen un discurso incluyente y desde esa plataforma sale sobrando toda intentona de hacerse pasar por innovadores.

Sergio Aguayo dice con cinismo que “este partido es el bueno para las causas que representamos, que sea bueno para el país no lo sé” Bueno por lo menos es sincero porque si él no lo sabe sería mejor que no comprometiera los recursos que tanta falta hacen en el combate a la pobreza, en educación, en salud y tantas cosas que sí con absoluta franqueza beneficiarían a todo México.

Si realmente estuvieran preocupados por el bien de la nación se incorporarían a cualquiera de los partidos ya existentes y nos evitarían el gasto de millones de pesos que no servirán, ya lo verán, para otra cosa que darles la oportunidad de fracasar en las siguientes elecciones, pero mientras corre el tiempo ya se hicieron del dinero.

Que ingresen a las filas de las ofertas políticas que tenemos y que han probado a lo largo de muchos años que el electorado los apoya y una vez dentro que exhiban las fallas y exijan su rendición de cuentas, además de apoyar todos los programas que su imaginación conciba.

Señores legisladores, autoridades del IFE, por favor hagan algo para detener este incesante saqueo. Detrás del telón de la diversidad política y toda la cháchara, señores, legalmente nos están robando aunque de manera transparente. Reformas, por favor, reformas.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content