Inicio De comentario a comentario

De comentario a comentario

Por Aurora Sansores Serrano*

No dudo ni por un momento en que usted ya habrá completado la coloquial frase que al final de este artículo utilizo de manera simulada y que al igual que los refranes, tiene un significado y que en este caso refiero para decir “que cuando ya no queda de otra, pues ni pelear es bueno, lo mejor es aceptarlo”.

Imagine usted a una madre desesperada por la desaparición de su hija, ponerse de rodillas ante un Procurador de justicia y pedirle llorando que la ayude a encontrarla y que como única respuesta recibe la frase aterradora: “las violan y las matan por prostitutas”, para justificar la desaparición de una pequeña de tan sólo 12 años.

No estoy describiendo una historia sacada de un libro de terror, ni es un acto de imaginación, es lo que vivieron en una entidad mexicana en la que los casos de feminicidio fueron motivo de la intervención y el interés de organizaciones internacionales.

Me refiero a Chihuahua, entidad fronteriza de amplia extensión territorial que al mismo tiempo se convirtió en la de mayor impunidad, la que pagó muy caro el convertirse en el foco de atención sobre la violencia de que eran víctimas las mujeres en México.

Recordemos un poco. Durante el gobierno de Francisco Barrios Terrazas (1992-1998) este estado norteño vivió el período más terrible de auge de los casos de feminicidio, en el que como una maldición tuvieron la mala suerte (si se le puede llamar así) de tener al peor de los subprocuradores, de los procuradores y de los delegados de la Procuraduría General de la República.

Un funcionario que dio muestras una y otra vez de su misoginia, de su desinterés, que trataba de ocultar su ineptitud en frases que desbordaban desgano por cumplir con un trabajo por el cual le pagaban.

Me pregunto si alguna vez se dio cuenta de la ofensa que infería a los familiares que además de sufrir la pérdida de una hija, tenían que aguantar sus descalificaciones cuando era entrevistado por la muerte y desaparición de centenas de mujeres

Un “seguramente cuando les pasó, no iban precisamente para la iglesia, las buenas están en casa”, no fue menos insultante que lo dicho a aquella madre arrodillada pidiendo por su niña.

Ni que decir de sus “brillantes” ideas para combatir el feminicidio en la entidad- donde lo que menos hacía era cumplir con procurar justicia- como aquellas propuestas de que les dieran a las mujeres silbatos para que avisaran cuando eran atacadas o que les enseñaran karate para evitar ser violadas o asesinadas y defenderse.

La exigencia de una sociedad lacerada, aunada a su ignorancia e incapacidad lo obligó a tomar medidas preventivas, tan o más “excelsas” que las anteriores, y entonces las paredes aparecieron un día con frases demostrativas de su pequeño cerebro: “si te van a violar grita fuego, así lograrás que recurran a tu auxilio” y “si te van a violar vomita a los agresores les da asco”.

Un procurador que lo único que procuró fue acumular recomendaciones, siete en total, sólo una de ellas nacional, las otras de organismos internacionales reconocidos.

Me refiero a Arturo Chávez Chávez, recién nombrado por Felipe Calderón, Procurador General de la República.

¿Cómo responderá el presidente Calderón a las recomendaciones que acumuló quien ahora es su empleado?

¿Qué hará Chávez Chávez con los asesinatos de mujeres que se suscitaron entre 1998 y 2009? porque el feminicidio en Ciudad Juárez aun continúa. De acuerdo a los datos proporcionados por Irene Miramontes y Brenda Andazola, de las ONG Justicia para Nuestras hijas y del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres respectivamente, del 25 de noviembre de 2008 al 28 de septiembre de este año, se han cometido 163 homicidios de mujeres en Chihuahua.

Dos cosas preocupan ¿cómo podrá Arturo Chávez Chávez cumplir con su responsabilidad y los principios de constitucionalidad y legalidad en el ámbito de su competencia, si no pudo ni siquiera con lo de un estado? ¿Cómo explicará Felipe Calderón a los organismos internacionales que acaba de nombrar como abogado de la Nación a quien fue motivo de sus recomendaciones? Por cierto incumplidas.

¿Aún se pregunta porque las ONG insistieron en que no se le nombrara Procurador General de la República y continúan demandando su destitución?

Por ahora la descalificación de su nombramiento ha trascendido al ámbito internacional. Veamos quién quiere firmar acuerdos con un país que no los cumple. Desde hoy le adelanto que con autoridades así, los mexicanos no necesitamos enemigos, o lo que es lo mismo, con un procurador general de Justicia así, no necesitamos de violadores y asesinos.

Y mientras Chávez Chávez licita los silbatos, contrata a los instructores de karate e inventa sus “simpáticas” frases para su próxima campaña preventiva, crucemos los dedos para que aprenda en la práctica la forma de evitar una violación.

Recuerde que tanta culpa tiene quien mata la vaca como el que no ve y crece torcido, porque el que no sabe es quien le jala la pata y nunca su rama endereza.

*Periodista feminista, integrante de la Red Nacional de periodistas

09/AS/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más