Inicio El salinismo, de regreso

El salinismo, de regreso

Por la Redacción

El secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, despojado ya del inexplicable optimismo del que hizo gala durante algunos meses del año pasado, aceptó que las perspectivas del empleo para el 2002 no son nada alentadoras.

Según el pronóstico de Hacienda, durante este año sólo será posible generar 300 mil empleos nuevos.

Esto, además, está condicionado a que el mercado interno se recupere a partir del segundo semestre.

Por ello el exdirector de Avantel alertó sobre la luminosidad de los focos amarillos y rojos, en virtud de la “preocupante” pérdida de plazas en el sector formal.

Esas declaraciones formaron parte de una conferencia que Gil Díaz rindió en su Alma Mater, el Instituto Tecnológico Autónomo de México, donde José Córdoba Montoya imparte cátedra–, en la cual, el responsable de las finanzas públicas ya no le atribuye los problemas de empleo a la falta de una reforma fiscal, y vuelve a insistir en que el país no pudo crecer debido a razones externas, esto es, a la caída en las exportaciones.

Según Gil Díaz, el año pasado tuvo lugar un fenómeno que en muchos años no se había presentado, que consistió en una caída sincronizada de la economía mundial.

Curiosamente, su excolega, José Angel Gurría, afirmaba lo mismo en noviembre de 1998, para justificar una reforma fiscal idéntica a la que, sin éxito, el gobierno foxista intentó sacar adelante en diciembre pasado.

La aceptación de Gil Díaz sobre los problemas económicos que enfrentará el país este año, significa en los hechos, que el gobierno de Vicente Fox está cada vez más lejos de cumplir con las promesas de campaña, de crecer a siete por ciento y generar 1 millón 300 mil empleos por año.

Significa también, la admisión expresa de que el proyecto económico diseñado por el grupo de genios financieros que se formó en torno a Carlos Salinas de Gortari, sigue dando evidencias de haber fracasado, no obstante que se han logrado mantener en las principales oficinas del área económica del gobierno.

Llama la atención que esto tiene lugar, precisamente cuando dos exjefes de Gil Díaz se están reincorporando a la escena política nacional.

Por un lado, Carlos Salinas de Gortari regresó a México, y pretende quedarse definitivamente a residir en el país. Ello no tendría mayor importancia de no ser porque junto con esa información, circula el rumor de que Salinas tendrá un encuentro con el presidente Vicente Fox, próximamente, en Cuba.

Eso mientras Pedro Aspe se reincorpora a las actividades políticas, como parte del equipo de uno de los prospectos para presidir el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Buzón Electrónico: pablomarentes@journalist.com

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content