Inicio Inicia 35 Asamblea de la Comisión Interamericana de Mujeres

Inicia 35 Asamblea de la Comisión Interamericana de Mujeres

Por Anayeli García Martínez

Las decisiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), permiten que en los países de América Latina y el Caribe se definan e implementen políticas públicas, en favor de los Derechos Humanos (DH) de las mujeres.

Esto refleja que los derechos económicos, políticos, sociales y culturales, son un tema tradicional dentro del trabajo de la Organización de Estados Americanos (OEA); “y las mujeres son una prioridad porque juegan un papel importante en el desarrollo de nuestros países”, dijo a Cimacnoticias el secretario ejecutivo para el Desarrollo Integral de este organismo, el embajador Alfonso Quiñones.

Entrevistado durante la inauguración de la 35 Asamblea de Delegadas de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) que se realizó en la Ciudad de México, dijo que “ven con buenos ojos” que las resoluciones de los organismos autónomos de la OEA permitan avances a favor de los DH de las mujeres y, en algunos casos, la reparación del daño a las víctimas.

Sobre los casos que aún están pendientes en la CIDH, como el de las violaciones sexuales contra mujeres en los operativos del 3 y 4 de mayo en Texcoco y San Salvador Atenco, Estado de México, señaló que a la OEA le interesa que esos casos se ventilen adecuadamente y que la decisiones finales sean efectivas e implementadas por los Estados miembros.

Sobre la implementación de las resoluciones de dichos organismos, dijo que cada país tiene diferente capacidad para cumplirlas, no obstante, recordó, “al haber aceptado la jurisdicción de la Corte, los países tienen que acatar sus decisiones e implementarlas”, por ello dijo el Estado debe ser garante de los derechos de las mujeres.

La secretaria ejecutiva de la CIM, Carmen Moreno Toscano, dijo a esta agencia que las tres sentencias de la CoIDH en los casos de feminicidio en Chihuahua, y las violaciones sexuales contra dos indígenas en Guerrero, implican una serie de tareas que el gobierno mexicano debe cumplir para avanzar en los DH de las mujeres.

“Ante estos pronunciamientos, el gobierno ha dicho que los va a cumplir”, señaló la también embajadora mexicana quien se mostró optimista de que se acaten los lineamientos internacionales, pues dijo son “ley suprema” debido a que el Estado mexicano ratificó la Convención Americana.

PARTICIPACIÓN POLÍTICA Y DEMOCRACIA

Mencionó que del 3 al 5 de noviembre, se llevará a cabo la 35 Asamblea de Delegadas de la CIM, con el objetivo de diseñar un plan estratégico para los próximos seis años, así como una modificación de estatutos y reglamentos, esto con el objetivo de actualizar el trabajo de este organismo especializado de la OEA establecido en 1928.

Cabe mencionar que en ese año, se constituyó la CIM durante la Sexta Conferencia Internacional Americana, celebrada en La Habana, Cuba.

Su creación tuvo la finalidad de asegurar el reconocimiento de los derechos civiles y políticos de las mujeres en el continente americano. Con este propósito ahora busca integrar la participación femenina como parte indispensable de la gobernabilidad.

La CIM está constituida por 33 delegadas, una por cada Estado miembro, designadas por sus respectivos gobiernos, quienes acuden a las Asambleas que se llevan a cabo cada dos años. Por tal razón, durante este encuentro los ejes temáticos serán democracia, participación política, gobernabilidad, violencia de género, justicia y derechos humanos.

Sobre democracia y participación política, la secretaria ejecutiva de la CIM señaló que “tenemos que aprovechar más la capacidad política de las mujeres y el hecho de que existan mujeres en niveles políticos de primera línea, pero además asegurar que lleguen a los ámbitos municipales y locales”.

Afirmó que pese a que existen avances, “se necesita más”, para así cambiar los niveles de participación femenina que en México es de sólo 3 por ciento a nivel local y municipal, mientras que en América Latina es de 18 por ciento.

Finalmente, señaló que de acuerdo con la OEA, aún hay que enfrentar desafíos para que las mujeres puedan ejercer sus derechos, entre estos, la libertad, pobreza, marginación, ignorancia, insalubridad, falta de empleo, recreación y garantizar su salud sexual y reproductiva.

10/AGM/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content