Inicio Propone ONU estrategia para atender crisis alimentaria

Propone ONU estrategia para atender crisis alimentaria

Por Gladis Torres Ruiz

El Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, afirmó este martes que la crisis de precios de alimentos que afecta actualmente a millones de personas es “un reto sin precedentes de proporciones globales” y anunció una estrategia para afrontarla.

Según información del centro de noticias de la ONU, Ban Ki-moon anunció que la primera parte de la estrategia será cubrir 755 millones de dólares adicionales que ha solicitado el Programa Mundial de Alimentos (PMA) para poder continuar sus tareas de asistencia durante este año con la población más necesitada en todo el mundo.

La segunda parta será reunir de la comunidad de donantes internacionales mil 700 millones de dólares para distribuir semillas, fertilizantes y alimentos para el ganado en los países con déficit alimentario, de modo que pueda aumentar su producción agrícola y ganadera y así alcanzar la autosuficiencia a mediano plazo.

Durante una reunión entre el Secretario General y dirigentes de los 27 organismos y programas de la ONU en la sede de la Unión Postal Universal (UPU) en Berna, Suiza, se acordó la adopción de estas medidas de corto, mediano y largo plazo, ante su preocupación por la creciente demanda de acciones urgentes para socorrer a poblaciones hambrientas.

Nuestra más urgente prioridad debe ser alimentar a los hambrientos. Para ello, hacemos un llamado a la comunidad internacional, y en especial a los países desarrollados, a satisfacer inmediatamente y en su totalidad la solicitud de emergencia de 755 millones de dólares hecha por el PMA, señalaron.

“De no obtenerse esos fondos, corremos el riesgo de una hambruna generalizada, además de desnutrición y disturbios sociales sin precedentes”, advirtió Ban Ki-moom.

Otra de las propuestas será asegurar la producción agrícola para los años venideros, para lo cual la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha propuesto iniciativas de emergencia.

El titular de la ONU agregó que Naciones Unidas utilizará toda su capacidad para monitorear las tendencias de precios y su impacto en las naciones, por lo que las representaciones del organismo solicitarán reuniones urgentes con los gobiernos de los países afectados para evaluar estrategias de apoyo y gestionar ayuda internacional para su aplicación.

LAS CONSECUENCIAS

Las y los consumidores de los países ricos están sintiendo ya la crisis en los supermercados, pero los pueblos más empobrecidos del mundo están muriéndose de hambre, considera el investigador Stephen Lendman, asociado del Centro para las Investigaciones sobre Globalización, en un artículo publicado por el portal Rebelión.

Lendman indica que la causa de esta situación son los precios al alza de los alimentos, que están provocando disturbios por todo el mundo. Así está ocurriendo en México, Indonesia, Yemen, Filipinas, Camboya, Marruecos, Senegal, Uzbekistán, Guinea, Mauritania, Egipto, Camerún, Bangladesh, Burkina Fasso, Costa de Marfil, Perú, Bolivia y Haití.

Haití, que una vez fue casi autosuficiente en sus necesidades alimentarias, ha pasado ahora a depender de las importaciones para su abastecimiento, al igual que otros países importadores de alimentos, quedando a merced de las empresas agropecuarias abunda el especialista.

La crisis haitiana es tan extrema que ha forzado a la gente a comer, no alimentos, si no galletas de barro llamadas “pica” para aliviar el hambre, explica.

Otro ejemplo es la escasez de trigo en Perú que es lo suficientemente grave como para tener al ejército haciendo pan a base de harina de papa (una cosecha nativa); en Pakistán, miles de soldados vigilan los camiones que transportan trigo y harina; en Tailandia, las y los campesinos que cultivan arroz se turnan para mantenerse despiertos por la noche para vigilar sus campos de los ladrones.

En este marco, en los últimos meses el precio de las cosechas casi se ha duplicado –alimento básico de la mitad o más de la población mundial– y los precios al alza y el temor a la escasez han movido a algunos de los mayores productores a exportar menos: Tailandia (el mayor exportador del mundo), Vietnam, India, Egipto, Camboya, y otros que probablemente les seguirán.

Debido a que la producción mundial va por detrás de la demanda. Los productores de otros granos están haciendo lo mismo, como Argentina, Kazajstán y China. Cuanto menos se exporte, más subirán los precios, enfatiza Lendman.

Detalla que otros factores son los altos precios del petróleo y los costos de transporte, la creciente demanda, la especulación sobre productos básicos, las plagas del sureste de Asia, una sequía en Australia que dura ya diez años, las inundaciones en Bangladesh y otros lugares, una ola de frío en China que se alarga ya 45 días, y otros factores naturales que en mayoría han sido manipulados, como el desvío de cosechas para dedicarlas a producir biocombustibles, se han combinado para crear una creciente crisis mundial.

LA FAO PROPONE

En la misma reunión, el director general de la FAO, Jacques Diouf, afirmó que el alza de precios de los productos básicos para la alimentación debe ser abordada de manera doble, ya que por un lado se necesitan políticas y programas para asistir a los millones de pobres cuyos medios de subsistencia se encuentran amenazados, y, por otro se debe ayudar a las y los campesinos en el mundo en desarrollo a sacar partido de la nueva situación.

Diouf advirtió, a decir del centro de noticias de la ONU, que los precios elevados de los alimentos agravan la inseguridad alimentaria y crean tensiones sociales, además de que existe el peligro de que la emergencia haga sombra a las cuestiones a largo plazo.

En este sentido, el funcionario se refirió a la Conferencia de alto nivel sobre la Seguridad Alimentaria Mundial y los Retos del Cambio Climático y la Bioenergía, que se celebrará en Roma, en junio de este año.

“Espero que cuando realicemos la Cumbre de Jefes de Estado o de Gobierno en Roma del 3 al 5 de junio, no solamente discutamos las emergencias inmediatas, sino que nos concentremos en los problemas fundamentales de seguridad alimentaria, particularmente la necesidad de aumentar la producción en los países pobres”, subrayó.

08/GT/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más