Inicio » Agenda » Libres de Violencia » Marchan por las mujeres desaparecidas en Chimalhuacán

Marchan por las mujeres desaparecidas en Chimalhuacán

Por Angélica Jocelyn Soto Espinosa

Chimalhuacán, Estado de México.-  No estamos todas, nos falta Norma. También nos falta Diana, Karen y Lesvy. No estamos todas, nos faltan nuestras hijas desaparecidas y asesinadas, y no vamos a descansar hasta lograr la justicia. 

Este fue el mensaje que al menos cuatro madres de mujeres jóvenes desaparecidas y asesinadas en el Estado de México llevaron este domingo 19 de enero a Chimalhuacán, uno de los 11 municipios de la periferia mexiquense en los que desde 2015 se activó la Alerta de Violencia de Género (AVG).

Las madres de las víctimas replicaron su mensaje a todas las adultas, adultas mayores, adolescentes y niñas que las miraron caminar con pancartas, al tiempo que gritaban consignas por las calles, tianguis y avenidas principales.

La convocante principal de esta marcha y jornada informativa fue Lourdes García Arizmendi, quien desde hace 2 años no sabe nada de su hija Norma Dianey García García, de 24 años de edad. 

La última vez que alguien vio a la joven fue una noche del 15 de enero de 2018, cuando regresaba de su trabajo en Nezahualcóyotl a su casa en Chimalhuacán, ambos municipios colindantes en el Edomex, donde tan sólo en 2019 se iniciaron más de 100 carpetas de investigación por el delito de feminicidio. 

El día que desapareció, Norma compartió la combi con un compañero, quien aseguró después a la madre de la joven que su hija recibió una llamada telefónica durante su trayecto y luego bajó del transporte público. Nadie supo nada más de ella después de eso. 

Esa llamada es clave, pero a más de 600 días de ese hecho, la Fiscalía General del Estado de México no tiene en su poder la sábana telefónica del celular de Norma. 

De hecho, asegura Lourdes, la autoridad judicial ha avanzado poco o nada en su caso, ya que inicialmente las autoridades detuvieron a dos hombres (padre e hijo), quienes confesaron haber secuestrado a la joven y luego tirar sus restos en las inmediaciones de las pirámides de Teotihuacán. 

Las autoridades habrían cerrado el caso con esta confesión si la familia de la joven no insistiera en un punto central: los restos de Norma no han aparecido. 

En estos 2 años, Lourdes encontró que su caso no es el único impune. Así conoció a Lidia Florencio, madre de Diana Velásquez Florencio, violada y asesinada en 2017 en Chimalhuacán; Sacrisanta Mosso Rendón, madre de Karen Mosso y Erik Mosso, asesinados en 2016 en Ecatepec; y Araceli Osorio; madre de Lesvy Berlín Osorio, asesinada en 2017 en la Ciudad de México.

Aunque ellas llevan sus propias tareas de exigencia de justicia, esas tres mujeres acompañaron a Lourdes en la marcha de este domingo. 

A Norma también la respaldaron al menos otras cuarenta mujeres, algunas de ellas organizadas en colectivos como la Red de mujeres del Oriente del Estado de México y la Asamblea Nos Queremos Vivas Neza.    

Todas ellas, juntas, se hicieron cargo ese día de una tarea esencial en la búsqueda de las jóvenes y de sus agresores, pero que la autoridad ha delegado a las familias: la impresión y difusión de las cédulas de búsqueda y de recompensa. 

Así, al mismo tiempo que exigían justicia, las propias madres y sus aliadas entregaban de mano en mano a cada persona que las miraba un folleto impreso a color con la cara las jóvenes y sus datos de contacto. Estas hojas las imprimen ellas con sus recursos y dedican horas enteras de sus días para pegarlas en todas las paredes, bardas, postes y muros que encuentran.

A la mitad del camino, las activistas se pararon frente a la Unidad Especializada Contra La Violencia Intrafamiliar y de Género, creada en Chimalhuacán como parte de la AVG que tiene el municipio, pero que –a decir de las víctimas y las activistas que las acompañan– son bonitas pero no sirven.

“Por todas las muchachas de Chimalhuacán, por todas las víctimas: está Diana, está Karen, está Lesvy, hay muchas como mi hija, quiero justicia”, dijo Lourdes frente a una veintena de policías que resguardaba el lugar. 

A pesar de que la coordinación interinstitucional es otra exigencia de la AVG, Lourdes denunció que las autoridades de Chimalhuacán, donde ha vivido desde hace al menos 15 años, se niegan a apoyarla en las investigaciones bajo el argumento de que su caso está en manos de las autoridades de Nezahualcóyotl. 

Lo que le pasa a Lourdes también le pasa a Lidia y a todas las madres que exigen justicia en el Estado de México, ya que según denunciaron, las Unidades en el tema de atención de género han sido incapaces de garantizar búsquedas inmediatas porque piden a las madres que esperan hasta 24 horas antes de actuar y no hacen búsquedas en vida. 

“Hay presupuesto que se está dando a los municipios beneficiarios de la AVG, pero no sabemos cómo se están garantizando esos recursos. No queremos nuevas patrullas, queremos investigación”, dijo Elsa Arista, integrante de la Asamblea Nos Queremos Vivas Neza, que se creó tras la violación y asesinato de una niña en 2018, y que ahora acompaña a víctimas. 

Lourdes y las casi cuarenta personas que la acompañaron ese día durante más de dos horas, llegaron a pie hasta el Bordo de Xochiaca, donde desde 2015 las madres de otras víctimas instalaron cruces rosas como símbolo de justicia por las cientos de mujeres cuyos cuerpos han sido encontrados por años en ese canal de aguas negras.

Al cierre de otro día de búsqueda y exigencias, las madres nuevamente regresaron a su casa sin sus hijas, pero las familias de Chimalhuacán que la mañana de ese domingo nublado salieron a caminar, a comprar la despensa de la semana, o a trabajar en los puestos y mercados, ahora saben que no estamos todas, que aún nos falta Norma y muchas otras mujeres más.

20/AJSE/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: