Inicio Estados Golpean y gasean a familia de víctima de feminicidio en Fiscalía de Puebla

Golpean y gasean a familia de víctima de feminicidio en Fiscalía de Puebla

Por Samantha Páez Guzmán

Puebla, Pue. La familia y los representantes legales de Zyanya Estefanía Figueroa Becerril, víctima de feminicidio en Puebla, fueron golpeados y gaseados en la puerta de la Fiscalía General de Justicia, cuando se manifestaban de forma pacífica por la falta de una investigación con perspectiva de género.

La familia de Zyanya Estefanía, integrantes del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio (OCFN) y la defensora Irinea Buendía Cortés se trasladaron desde la mañana a la casa, donde en mayo de 2018 fue asesinada la joven médica. Allí pidieron que el inmueble donde fue abandonado el cuerpo de Zyanya fuera resguardado, para que no se perdiera evidencia necesaria para el caso.

La familia ofreció el pago de la renta del departamento hasta que se les permita realizar los peritajes solicitados por su defensa, los
cuales “pueden aportar elementos para el conocimiento de la verdad y contribuir a al acceso a la justicia”, señaló el OCNF.

Por la tarde acudieron a la Fiscalía General del estado de Puebla, donde fueron golpeados y rociados con gas pimienta al momento de
encadenarse a las puertas del recinto. Esto como una forma de protesta pacífica ante la falta de perspectiva de género y evidencia científica
con que se investiga el caso.

Desde 2018 la familia de Zyanya y el OCNF han señalado que no existen elementos científicos que sostengan la hipótesis de la Fiscalía
poblana de que la muerte de la joven fue un suicidio. Además, han cuestionado de forma reiterada que no se cumpla con las disposiciones
de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, después de la sentencia del caso Mariana Lima Buendía, que ordenan la debida diligencia y la
investigación de todas las muertes violentas de mujeres como feminicidio.

Después de la agresión y de que se pudiera culminar el encadenamiento, la señora Patricia Becerril, madre de Zyanya, pidió al fiscal general,
Gilberto Higuera Bernal, que cumpla con el trabajo que otros funcionarios de la dependencia no han querido hacer, para investigar
el caso de su hija con perspectiva de género y debida diligencia.

“Han sido más de 3 años de lucha, de un dolor contenido, de una roña que ya no cabe más ¿es mucho pedir, señor fiscal, que seamos
escuchados?” dijo la madre de Zyanya.

En tanto que la abogada Ximena Ugarte apuntó “en este estado asesinan mujeres y ustedes son unos insensibles y cobardes, por ni siquiera
tener la empatía con las familias (…) aquí estamos encadenadas hasta que nos reciban, hasta que se haga justicia en el caso de Zyanya”.

Después de la agresión, llegan a acuerdo con Fiscalía

Después de la agresión con gas lacrimógeno y toletes, la familia de Zyanya Estefanía Figueroa Becerril y su representación jurídica
acordaron con la Fiscal de género de Puebla, Raquel Avendaño, que se darán 20 días naturales para que se realicen las diligencias
necesarias en el inmueble donde fue asesinada la médica en mayo de 2018, así lo dieron a conocer en una rueda de prensa.

Asimismo, el Fiscal de Derechos Humanos, Ulises Sandal Ramos, se habría comprometido a iniciar quejas en la unidad interna y sendas
Carpetas de Investigación por la agresión ocurrida el viernes 21 de mayo, cuando familiares de la víctima de feminicidio, su
representación legal y defensoras feministas realizaban una protesta pacífica.

Zyanya Estefanía, médica pediatra, fue asesinada la madrugada del 15 de mayo de 2018 y desde ese momento personal de la Fiscalía General del estado de Puebla apuntaló la hipótesis de suicidio, filtrando una supuesta carta de la víctima. Sin embargo, la familia y su
representación jurídica han señalado en diversas ocasiones que se trata de un feminicidio y que el caso no se investiga de acuerdo con protocolos nacionales e internacionales.

El asesor jurídico del OCNF, Carlos Olvera González, manifestó que se iniciaron pláticas con la Fiscalía para que en un lapso de 20 días se les permitirán hacer las diligencias necesarias y actos de investigación independientes que solicitaron como asesoría jurídica antes de que se entregue el inmueble.

La abogada Ximena Ugarte Trangay, también del OCNF, agregó que sólo esperan que se termine de encuadrar el convenio para hacer las diligencias que tenían pendientes y que ya habían solicitado, además de que cumpla con la resolución de un amparo para que se realice la investigación del feminicidio de Zyanya con perspectiva de género y debida diligencia.

Respecto a las agresiones a defensoras y familia, dijo que hubo un compromiso por investigar a los servidores públicos que cometieron las
agresiones, por ello la familia y la defensa se comprometieron a presentar las quejas y denuncias correspondientes, con la evidencia
que se ha recabado. Sin embargo, desde su perspectiva, no es suficiente una sanción, sino que haya garantías de no repetición.

“Se separe de su cargo a los servidores públicos que no merecen estar allí, la ciudadanía no merece servidores públicos que tengan ese trato
hacia las víctimas y que también se den garantías de no repetición para la familia, para las defensoras y defensores del observatorio y
otras organizaciones acompañantes, sino para todas las personas que vengan a esta Fiscalía y que jamás sean recibidas como fuimos
recibidas nosotras ayer”, señaló la abogada.

Rodolfo Domínguez Márquez, del OCNF, apuntó que no sólo van a denunciar la familia y la defensa, sino también colectivas feministas
y otras dos personas más, con lo cual serían de 10 a 12 denuncias por el uso excesivo de la fuerza, a través de gas lacrimógeno, macanas y
un objeto electrocutante.

La señora Patricia Becerril, madre de Zyanya, sostuvo que es lamentable que a la falta de justicia se sume el temor y el riesgo hacia su persona, hacia quienes les acompañan legalmente.  De igual forma, comentó que van a insistir en que se realicen mesas de alto nivel de feminicidio en Puebla, porque el OCNF da acompañamiento a otras 5 familias cuyos procesos se han alargado de forma indebida; y que en todos los casos se investigue con perspectiva de género y debida diligencia.

Irinea agradeció la ayuda de los medios de comunicación para que se supiera la agresión de la que fueron objeto en contra de ellas, cuando
lo único que han exigido es la verdad para tener acceso a la justicia.

“A la fiscalía le molesta que nosotras como madres de víctimas de feminicidio exijamos la verdad, nosotras lo único que queremos es una
investigación con perspectiva de género, así como lo marcan leyes nacionales e internacionales”.

21/SPG/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más