Inicio Agenda Los ricos se hicieron más ricos, mientras las mujeres sufren las peores consecuencias económicas por la pandemia

Los ricos se hicieron más ricos, mientras las mujeres sufren las peores consecuencias económicas por la pandemia

Por Diana Hernández Gómez

Ciudad de México.- La pandemia de COVID-19 tuvo diversos efectos negativos alrededor del mundo. ¿Uno de ellos? Las mujeres siguen en lo más bajo de la pirámide económica a nivel internacional. Mientras tanto, los 10 hombres más ricos duplicaron sus fortunas.

El Comité de Oxford de Ayuda contra el Hambre (Oxfam, por su abreviatura en inglés) publicó un informe sobre la desigualdad a nivel global. El archivo titulado Las desigualdades matan coloca a la violencia económica como una de las principales causas de desigualdad a nivel global; además, revela que esta violencia empobrece de manera desproporcionada a las mujeres.

Las más afectadas por la pandemia

En muchos países, las estructuras políticas, económicas y sociales están diseñadas para favorecer la riqueza de unos cuantos y mantener empobrecido al resto, a esta violencia sistemática se le conoce como violencia económica. Su presencia en nuestra sociedad es tal que, de acuerdo con Oxfam, los 10 hombres más ricos del mundo duplicaron sus riquezas durante la pandemia de COVID-19.

Mientras ellos acumulaban más dinero, la economía del 99 por ciento de la población mundial se deterioraba. Dentro de ese gran 99 por ciento, las mujeres fueron las más afectadas al tener que realizar más trabajo no remunerado relacionado con los cuidados y las labores domésticas.

“Conjuntamente, 252 hombres poseen más riqueza que los mil millones de mujeres y niñas de África, América Latina y el Caribe”.

Oxfam

Según los datos obtenidos por Oxfam, en 2021 las mujeres dejaron de percibir unos 800 mil millones de dólares de ingresos, a pesar de la paulatina reactivación económica y el cese a las restricciones pandémicas en diferentes partes del globo. ¿La razón? En primer lugar, el desempleo y los confinamientos

La rama de servicios fue una de las más golpeadas por el desempleo tras el cierre de restaurantes, hoteles y negocios similares; negocios en los que la mayoría del personal son mujeres.

Las mujeres que perdieron sus empleos tuvieron que quedarse en sus hogares al cuidado de sus hijos e hijas, quienes no iban a la escuela; y de sus esposos u otros familiares, quienes tampoco podían salir. 

Oxfam explicó que 13 millones de mujeres a nivel mundial enfrentan esta situación desde el 2021. Tan solo en América Latina, la tasa de ocupación entre las mujeres se ha reducido en un 9.4 por ciento. De acuerdo con la organización, en términos del desempleo masculino la recuperación será rápida, pero para ellas no se augura un buen camino. 

A la par, millones de mujeres realizan trabajos de cuidado y labores domésticas sin remuneración y con todavía menos dinero del que tenían antes, y no solo adultas: las niñas también están haciéndose cargo de sus hogares. De hecho, es posible que más de 20 millones de ellas no vuelvan a ir a la escuela tras abandonar sus estudios por la pandemia.

Otra historia de violencia sistémica contra las mujeres

La segunda razón por la cual las mujeres han sido particularmente afectadas por la pandemia es la falta de igualdad en el campo laboral y en la sociedad en general. Oxfam calculó que 3 mil millones de mujeres no pueden acceder a las mismas oportunidades laborales que los hombres debido a la existencia de leyes machistas que lo prohíben explícitamente. 

Hay lugares donde la situación es aún más limitante. Según el Banco Mundial, hay 18 economías internacionales donde los maridos pueden impedir legalmente que sus esposas trabajen, entre ellas las de Irán y Siria.

Todas estas circunstancias ocasionan que por lo menos 740 millones de mujeres vivan del trabajo informal, una de las ramas más desprotegidas y afectadas por la crisis económica de la pandemia. Gracias a esta situación, esos 740 millones de mujeres vieron sus ingresos reducidos en un 60 por ciento durante 2021.

Y las violencias del sistema no terminan. La existencia de sociedades y culturas machistas también expuso a las mujeres a un aumento en los índices de violencia de género en diversos países: tan solo en Israel, la tasa de feminicidios aumentó un tercio.

CIMACFoto: César Martínez López

Desde 2020 se proyectaba un aumento del 20 por ciento en los casos de violencia contra las mujeres durante los múltiples confinamientos obligados. Esto quiere decir que, por cada tres meses de confinamiento, se esperaban 15 millones más de casos de violencia, sobre todo violencia en la pareja.

Oxfam señaló que con la emergencia epidemiológica se ha eliminado una tercera parte de los avances para la erradicación de la violencia de género en 2030. A pesar de lo alarmante sobre la situación, los gobiernos del mundo solo han invertido el 0.0002 por ciento de sus fondos en respuesta a la pandemia para atender las necesidades de las mujeres. Muchos de ellos tampoco se han preocupado por implementar leyes que favorezcan la inclusión económica de las mujeres. A este paso, se estima que la brecha de género se eliminará en aproximadamente 135 años.

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content