Inicio Noticias Gobierno federal no consideró recursos para crear un Sistema Nacional de Cuidados en 2022, asegura ONG

Gobierno federal no consideró recursos para crear un Sistema Nacional de Cuidados en 2022, asegura ONG

Por Anayeli García Martínez
infancia17cesarmartinezlopez

Ciudad de México.- El país enfrenta una crisis de cuidados que recae principalmente en las mujeres, sin embargo, en el proyecto de presupuesto para 2022, el Gobierno federal no planteó recursos para programas que permitan a las mexicanas incorporarse a la fuerza laboral y crear un modelo nacional de cuidados.

La organización “México, ¿cómo vamos?” sostiene que debido a la pandemia por COVID-19 la sociedad pasa por cuatro crisis: de salud, economía, social y de cuidados, por esa razón hizo un llamado a la Cámara de Diputados para redireccionar el gasto a la hora de aprobar el presupuesto para 2022.

En entrevista con Cimacnoticias, la coordinadora de datos de “México, ¿Cómo vamos?”, Katia Guzmán, expuso que se han identificado dos programas que forman parte de una infraestructura de cuidados: el Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras, a cargo de la Secretaría de Bienestar y el Servicio de Guarderías, en manos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Sin embargo, ambos se mantienen prácticamente con los mismos recursos que obtuvieron este año. Las guarderías tendrían un aumento de 6 por ciento, considerando la inflación, lo que es insuficiente. En este año se aprobaron 13 mil 576 millones de pesos (mdp) para este programa y para 2022 se proyectan 14 mil 450 mdp.

En el caso del Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras, este año obtuvo 2 mil 784 mdp y se propone darle 2 mil 785 mdp. En 2019 este programa sustituyó a las estancias infantiles, espacios donde se cuidaba y atendía a hijas e hijos de madres sin seguridad social, pero ahora es de transferencias económicas para madres y padres de familia.  

La analista expuso que las proyecciones presupuestales presentadas por Hacienda no son tan buenas noticias porque el Estado debería invertir más recursos en estos programas ya que, a pesar de ser limitados, son los que existen y se deberían fortalecer.

De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), las guarderías son servicios que no alcanzan a cubrir a toda la población potencial, es decir, a las personas trabajadoras registradas ante el IMSS, con hijas o hijos en edad de servicios de guarderías. Hasta ahora alcanzan a cubrir a entre 25 y 30 por ciento de la población potencial.

A esto se agrega que en México el trabajo es altamente informal, es decir, sin registro ante el IMSS, afirmó Guzmán. La tasa de participación laboral de las mujeres es una de las más bajas de Latinoamérica, con apenas 44.9 por ciento, por debajo del promedio regional de 52 por ciento y muy por debajo de la tasa de 77.1 por ciento para el caso de los hombres mexicanos.

Las mujeres que no acceden a un trabajo formal se quedan en casa a realizar tareas de cuidado, actividades que aunque son un trabajo no son remuneradas.  “Las mujeres no podemos insertarnos en el trabajo de mercado y eso tiene mucho que ver con las horas y el tiempo que le dedicamos a los  quehaceres del hogar y a los trabajos  de cuidado”, agregó.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía muestran que hasta 2019, en el país, los hombres dedicaban 28 por ciento de su tiempo laboral a la semana al trabajo no remunerado de los hogares; mientras que las mujeres dedicaban 66 por ciento de su tiempo laboral a la semana a estas tareas. Los datos dejan ver que las mexicanas sostienen la carga doméstica.

En noviembre de 2020 la Cámara de diputados aprobó reformar los artículos 4 y 73 de la Constitución Política para crear un Sistema Nacional de Cuidados, sin embargo, la propuesta aún está en análisis en el Senado para su ratificación. Independiente a este proceso, Katia Guzmán afirma que es necesario que el Estado implemente una política pública de cuidados y le destine presupuesto suficiente.

La analista señaló que en el tema de cuidados, que implica el cuidado de menores de edad, personas con discapacidad o adultas mayores, es necesario dar una discusión técnica y hacer las preguntas importantes, por ejemplo: cómo va a funcionar este sistema, analizar las dinámicas de cada comunidad, decidir qué instituciones deben participar, cuáles serán los programas y con cuántos recursos operarán.

Katia Guzmán también explicó que a diferencia del proyecto de presupuesto de 2019, caracterizado por los recortes, este año el gobierno federal propone una gran inversión en los programas sociales del presidente Andrés Manuel López Obrador, por ejemplo, las pensiones para personas adultas mayores, lo que genera una carga fiscal que también debe ser tema de discusión.

21/AGM/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content