Feminicidio Ciudad Juárez
   Forenses argentinas han identificado ya 27 restos
Chihuahua: buscarán a más familiares de víctimas del feminicidio
Por: Lourdes Godínez Leal
CIMAC | México DF.- 24/02/2008 Para saber si alguno de los restos humanos femeninos encontrados en Ciudad Juárez y Chihuahua, analizados por el Equipo Argentino de Antropología (EAAF) Forense, corresponde a su familiar desaparecida o asesinada, víctima de feminicidio, 193 personas de Chihuahua, Coahuila, Zacatecas, Durango e incluso del Estado de México han dado muestras de su material genético (ADN).

En la entidad, desde 1993, 376 mujeres han sido asesinadas o desaparecidas, por lo cual las madres y otros familiares canalizaron su incertidumbre y dolor y fundaron organizaciones como Justicia para Nuestras Hijas, que desarrollan un trabajo de difusión y denuncia ante la falta de acción de las autoridades locales y federales.

Indignadas ante la carencia de resultados, la escasa seriedad y falta de rigor científico en las pesquisas del personal policiaco y forense de la entidad, invitaron al EAAF en 2005 para que trabajara con los restos que habían sido encontrados en diversos sitios de la entidad.

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) es una organización científica, no gubernamental y sin fines de lucro que aplica las ciencias forenses a la investigación de violaciones a los derechos humanos en el mundo. El EAAF se formó en 1984 para investigar las desapariciones en Argentina durante la dictadura militar (1976-1983). Actualmente, el equipo trabaja en Latinoamérica, África, Asia y Europa.

Su trabajo ha sido financiado principalmente por fundaciones internacionales, como la Ford, The Open Society Institute y The John Mercker Fund, así como por las embajadas de Suiza y Holanda en México y una parte por la Procuraduría de Chihuahua. También el equipo cuenta con 2 becas para usar en América Latina todos los años.

Desde que inició su trabajo en México, el EAAF ha identificado positivamente 27 restos, que ya fueron entregados a sus familiares. Pero ante el alud de denuncias de desapariciones, ahora hay más restos que muestras genéticas de familiares.

Por lo pronto, el EAAF llegará nuevamente a México de marzo a mayo para terminar los dictámenes sobre causa de muerte que serán entregados a la procuradora de Chihuahua, Patricia González.

Mercedes Doretti, quien encabeza el EAAF, dijo que será en el segundo semestre de 2008, cuando presente a la opinión pública un informe final sobre el feminicidio en Ciudad Juárez y Chihuahua.

CAOS Y DOLOR

Las indagatorias de las autoridades judiciales de la entidad en decenas de restos de mujeres y calificadas por Doretti como realizadas con negligencia, falta de profesionalismo y absoluta carencia de rigor científico, obligó al EAAF a enfrentar "toda una auditoría forense" sobre lo que la Procuraduría había llevado a cabo, para tratar de "entender dónde estuvo el error, por qué no se identificó antes a una persona".

Entrevistada por Cimacnoticias, Doretti asegura: "Esto no debería haber pasado, no es un número de casos tan grande, ni tan complejo, porque muchos de los casos se pudieron haber resuelto de una manera mucho más fácil, en un menor tiempo y de una forma menos dolorosa para las madres y familiares de las víctimas".

Antes de 2002, la Procuraduría General de la República se hacía cargo de los análisis forenses a través de sus laboratorios. Ahí se analizaban los restos y se atendía a los familiares.

Pero ese año, el Gobierno de la entidad anunció "con bombo y platillo" la creación del banco de datos y los laboratorios de genética y ADN, recuerda Alma Gómez Caballero, de la organización Justicia para Nuestras Hijas.

En entrevista telefónica con Cimacnoticias, explica que se construyó un complejo de Seguridad Pública que tiene un área con un laboratorio de genética y ADN conocida como C4. Pero, a pesar del ruidoso anuncio de su creación, no había personal capacitado para utilizar el equipo.

Durante el paso de María López Urbina por la Fiscalía Especial para la atención de delitos relacionados con los homicidios de mujeres en el municipio de Juárez, se creó una Base Única de Datos de Mujeres Desaparecidas en Ciudad Juárez, Chihuahua, y un Banco de Datos en Genética Forense (BDGF), instalado el 25 de febrero de 2004, cuyo objetivo era almacenar muestras biológicas de familiares de las víctimas, pero sin resultados.

Fue hasta 2005 cuando se tuvo el primer resultado de este laboratorio. La información que tenemos en Justicia para Nuestras Hijas, afirma Gómez Caballero, es que se encargó a López Urbina de buscar a los familiares de las desaparecidas, les tomó muestras para estudios genéticos, sin embargo no tuvo la otra parte: los restos.

El banco ahí está y es inútil, ya que a la fecha no se sabe el número de identificaciones hechas gracias a este banco de datos y en ninguno de los tres informes de la ex fiscal María López Urbina se precisa el dato. No obstante, en su tercer informe de labores anunció que el BDGF contaba con un total de 160 muestras de familiares.

BÚSQUEDA DE RESTOS EN OTRAS ENTIDADES

La llegada del EAAF, invitado por Justicia para Nuestras Hijas y asumido por el Gobierno de Chihuahua a través de un contrato, dio nuevo impulso al trabajo de identificación de víctimas.

En 2006, Alma Gómez señaló en una reunión con la Procuraduría de Justicia de Chihuahua y el EAAF, que había un mayor número de muestras de restos que de familiares, por lo que se consideró la necesidad de hacer una búsqueda de más familiares.

Ese año también se acordó con la fiscal Especial para la Atención de Delitos Relacionados con Actos de Violencia contra las Mujeres (Fevim), Alicia Elena Pérez Duarte, la realización de una campaña nacional cuyo fin era la distribución de carteles para localizar a las familias de las mujeres desaparecidas que hubieran ido a Juárez, a través de una línea telefónica. La campaña nunca se llevó a cabo.

Ahora, Mercedes Doretti, adelantó a Cimacnoticias que el EAAF contempla la posibilidad de extender la búsqueda de familiares en otras entidades federativas, principalmente aquellas que tienen una marcada migración de mujeres hacia Ciudad Juárez, con el fin de identificar más restos de mujeres asesinadas y desaparecidas.


08/LG/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com