Juárez: un "discurso precioso" oculta feminicidio: Marisela Ortiz

Feminicidio Ciudad Juárez
   Narco, política, asesinatos, todo envuelto con corrupción
Juárez: un "discurso precioso" oculta feminicidio: Marisela Ortiz
Por: Redaccion
CIMAC | México DF.- 08/08/2007

Su rostro refleja seis años de incansable lucha tras la desaparición y muerte de su ahijada Lilia Alejandra en Ciudad Juárez, sus ojos muestran la rabia de las injusticias, pero se iluminan ante una nueva esperanza de llegada de la justicia aclamada.


Así describe Leonardo Bastida a Marisela Ortiz, coordinadora general de Nuestras Hijas de Regreso a Casa, organización civil fundada en 2001 que clama por que se esclarezcan y termine el feminicidio en la localidad fronteriza de Ciudad Juárez, durante la entrevista que le realizó la agencia NotieSe a la activista, donde expone sus puntos de vista en cuanto a una lucha que ha dejado de ser local para asentarse en el plano internacional.


-- De la década de los 90 a la actualidad, parece ser que la situación no cambia en cuestión de los antes denominados asesinatos de mujeres, hoy feminicidio ¿Qué está sucediendo?, pregunta NotieSe.


-- En primer lugar, ningún término es atenuante --responde Ortiz-- son vidas y es una brutalidad la forma en que son asesinadas. La situación ha cambiado, pero no en el fondo, solamente en la forma.

Ahora el estado de Chihuahua se ha involucrado más en las soluciones, pero esto es una política muy aparente, es para dar satisfacción a todas las demandas internacionales de justicia. Hemos hecho tanto ruido a nivel internacional que ellos se han visto obligados, bajo esta política de la simulación, a hacer más cosas de las que acostumbraban hacer las autoridades de los dos últimos gobiernos.


"No confiamos totalmente, aclara Ortíz, porque estos cambios has surgido básicamente del impulso de nuestra organización y de otras que también se unen en esta lucha, las cuales solamente pegan en la situación social, ninguna en lo jurídico, no hay investigación, incluso los casos que se han resuelto a medias son los que conciernen a este gobierno, los casos del pasado no tienen recursos para ser investigados. La sociedad es quien ha denunciado".


- Se sigue viviendo la misma situación. ¿Qué sigue pasando en Ciudad Juárez?


-- Ahora es un poco más grave la situación. Es una política de ocultamiento, de silencios, de intimidaciones, donde es permitido por el Estado lo que está ocurriendo. Por lo menos, en el pasado teníamos mayores evidencias de esta falta de voluntad, las autoridades mismas se ponían solas de cabeza. Actualmente no; hay una política hermosa, un discurso precioso pero por debajo de ésta, no existe nada. Me parece más peligroso lo que está ocurriendo ahora en Ciudad Juárez.


- ¿Qué tiene Juárez que ha acaparado por tantos años la atención de la sociedad?


-- Juárez tiene gobernantes que no tienen la capacidad ni la voluntad política de solucionar un problema que es de mujeres. Tiene una arraigada cultura machista. Tiene la fuerza mayor del narcotráfico, es decir, los cárteles que existen en Juárez son superpoderosos, tiene incluso la puerta más grande de paso de drogas hacia los Estados Unidos. Tiene una industria maquiladora ajena a la problemática local, que no tienen más que el interés económico. Toda esa conjunción de gente que pasó a Ciudad Juárez a buscar mejor calidad de vida y lamentablemente encuentra la muerte de una de sus hijas.


- ¿Narco-política-feminicidio van de la mano?


-- De la mano, todo esto envuelto con la corrupción.


- ¿Cómo pasar del ámbito local a la injerencia en otros ámbitos? ¿Qué beneficios hay en esto?


-- No en vano hemos puesto en riesgo nuestra vida. Ha habido muchos resultados. A veces nos desanima la situación, no vemos esos pasos agigantados que quisiéramos dar. Si revisamos nuestra historia, si vemos todo lo que hemos venido realizando, nos vamos a dar cuenta que es una maravilla todo lo que ha sucedido. El Parlamento italiano hizo un pronunciamiento y un reclamo a Felipe Calderón. Mis compañeros que han sido afectados con la pérdida de una de sus hijas han estado en varios países y hablado con parlamentarios, con gente de gobierno de cada país, ellos están conscientes de lo que esta ocurriendo. Ha habido muchas visitas. Esto no se puede tapar con un dedo, tiene que salir a la luz, nosotros no vamos a dejar de insistir. Esto tiene que solucionarse y creo que vamos por buen camino, por esa razón quieren eliminarnos.


FOX Y CALDERÓN, SORDOS


- ¿Hasta que plano piensan llegar?


-- Hasta reactivar estas voces que ya se habían callado, incluso con las informaciones que el gobierno mexicano ha estado emitiendo de que todo está solucionado, sobre todo cuando fue presidente Vicente Fox. Él dijo que el 80 por ciento de los casos ya estaba solucionado. Nosotros decimos: aquí esta el contrainforme, aquí estamos, aquí están los casos de nuestra hijas que no están resueltos.


-- Fox nunca los recibió. ¿Cuál es la postura de Calderón?


-- La postura de Calderón es idéntica. Nosotros pensamos que con todo el rollo que hicimos en Europa los primeros meses del año, él iba a reacciona de una manera diferente. Sin embargo, tenemos tres peticiones de audiencia con él y no ha respondido aún. Nosotros hicimos estas peticiones desde Europa, a través de los consulados, de la gente que tiene relación directa con él y la verdad es que no hay respuesta.


Si él hizo un pronunciamiento en Italia fue porque fue cuestionado y nosotros estuvimos en el Parlamento una semana antes, precisamente para decirles a los parlamentarios italianos que nos ayudaran. Interróguenlo, avergüéncelo cada vez que sea posible.


- ¿Por qué en México se ignora el tema?


-- Porque queremos ignorarlo. Yo considero esto como un problema muy grave y si tú tienes que vivir en una comunidad tan difícil, tan violenta, lo que tienes que hacer psicológicamente es ignorar lo que ocurre porque es una situación que no puedes cambiar o que nos sabes como entrarle. Tienes que sobrevivir ahí, mejor prefieres cerrar tus ojos, tus oídos y tu corazón a todo lo que ocurre porque lo que quieres escuchar es que vives en un lugar habitable.


-- ¿Se puede hacer esto en Juárez?


-- Para nosotros que defendemos los derechos humanos es muy complicado. A donde quiera que voy, tengo que cargar con mis hijas porque es una situación muy delicada, no sabes en qué momento te pueden quitar la vida.


-- ¿Cómo lidiar con el hostigamiento?


-- Es algo que no termina, que incluso no se soluciona, a cada acción hemos puesto denuncias, hasta la fecha no ha habido investigaciones de ninguna de esas denuncias que hemos puesto.


Ha habido amenazas que incluso hemos podido demostrar porque quedan grabadas en nuestros teléfonos, son de gente que pertenece a esos grupos de narcotraficantes y no ha pasado nada. Lo único que se emitió fue una orden judicial para que el que realizó la amenaza no se acercara a ciertos kilómetros. En realidad, no fue castigado, hasta que te matan puede castigarse a una persona. De lo que se trata es de defender la vida.


-- ¿Qué esperas de la respuesta de la sociedad civil con acciones como la creación del Observatorio Ciudadano del Feminicidio, es el momento de poner las cosas sobre la mesa una vez más?


-- Por lo menos, si no se ponen las cosas sobre la mesa, que exista una información contraria a la que emite el gobierno, una información que se acerque más a la verdad. Te comento que estamos buscando a través de la Organización de las Naciones Unidas la creación de un observatorio internacional de feminicidio.


-- ¿Cómo persona, cómo Marisela Ortiz, que se puede esperar de ti y que esperas tú?


-- Todas las fuerzas unidas, no solamente en mí sino en mi familia también. No nos vamos a rendir, todas esas amenazas, todas esas agresiones nos fortalecen aún más para continuar la lucha y volver a poner a Juárez en el plano nacional. Lograr la paz para las mujeres, lograrla para todos los ciudadanos para que volvamos a transitar libremente en nuestra comunidad. Una comunidad llena de gente trabajadora y hermosa que no merece todo esto.


De esta manera concluye Marisela, regalándonos una sonrisa y levantándose de la silla con la certeza de que algún día se hará realidad el lema ¡Ni una muerta más!, pensando en que las mujeres en Ciudad Juárez podrán volver a caminar seguras, ir a su trabajo sin miedo, y que no se volverá a colocar ninguna cruz rosa en algún paraje de la localidad, concluye la entrevista de NotieSe.


07/HB/GG