2013: Presupuesto inercial con una ambiciosa agenda de mediano plazo

MONEDERO
POLÍTICA
   MONEDERO
2013: Presupuesto inercial con una ambiciosa agenda de mediano plazo
Especial
Por: Carmen R. Ponce M.*
Cimacnoticias | México, DF.- 14/12/2012

El Paquete Económico 2013 que se discute en el Congreso proyecta un crecimiento de la economía de 3.5 por ciento, menor al 3.9 estimado para 2012, y una inflación igual a la que se estimó para este año de 3 puntos porcentuales.
 
El precio del petróleo se consideró en 84.9 dólares por barril; la plataforma de producción en 2 millones 550 mil barriles diarios (es decir, lo que se produce para consumo interno más los barriles de exportación), y la exportación de crudo en un millón 184 mil barriles diarios (ver gráfica).

(VER GRÁFICA AQUÍ)
 
El Ejecutivo Federal a través de la Secretaría de Hacienda propone al Congreso una previsión en el Presupuesto de Egresos de la Federación de 3 billones 24 mil millones de pesos (mmdp), implica un crecimiento del gasto de 1.8 por ciento. En lo referente a los ingresos su estimación asciende a 3 billones 931 mmdp.
 
Sin embargo, la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados modificó al alza la Ley de Ingresos 2013 con un monto de 25 mil 71 millones de pesos (mdp), quedando en 3 billones 956 mmdp, como resultado del aumento al precio del petróleo por barril a 86 dólares.
 
Por lo consiguiente, también se modifica al alza el volumen del gasto a ejercer para 2013; es facultad del Congreso decidir a qué área se destina este incremento.
 
Considerando la previsión contenida en el Paquete Económico, el gasto programable pagado asciende a 2 billones 668 mmdp, sin inversión de Pemex, monto superior en 39 mmdp respecto al aprobado para 2012, un crecimiento de 1.5 puntos porcentuales.
 
Al analizar la distribución de este gasto programable en Ramos (instituciones) se aprecia que en 11 de ellas se reduce el presupuesto, las reducciones más significativas están en: Energía (-29.6 por ciento), IFE (-27.9 por ciento), y Comunicaciones y Transportes con una disminución de 17.2 por ciento.
 
En contraparte, se presupuesta un crecimiento en 18 Ramos, los más representativos son: Conacyt, 11.5 por ciento; ISSSTE y Seguridad Pública (10.2 por ciento), Desarrollo Social (8.4 por ciento), y Marina, con un aumento de 7.3 por ciento, respecto a 2012. En materia de salud, el incremento más relevante corresponde al ISSSTE.
 
Para las funciones de desarrollo económico se prevé un crecimiento en el gasto de 5 puntos porcentuales. El gasto federalizado –los recursos para los Estados– tienen un crecimiento real de 1.4 por ciento, su monto es de un billón 290 mmdp. 
 
La inversión pública, pivote del desarrollo económico, muestra una asignación de 720 mmdp, cifra que representa el 4.3  por ciento del PIB, muy lejos de la cifra que se propone (25 por ciento) en el “Pacto por México”, necesaria para poder crecer a un ritmo superior al 5 por ciento, también muy distante del 3.5 del PIB, previsto para 2013.
 
En este proyecto de presupuesto se incluyen algunas de las medidas anunciadas en el Pacto y en el discurso presidencial del 1 de diciembre.
 
Por ejemplo, la creación del Programa Nacional de Prevención del Delito y la cruzada contra el hambre. Dentro de la reforma a la seguridad social el seguro de vida para Jefas de Familia, así como la pensión para adultos mayores a los 65 años, modificando el Programa 70 y Más.
 
Para educación, las computadoras en las escuelas primarias, escuelas de tiempo completo y el censo de escuelas, alumnas y alumnos, y docentes que realizará el Inegi.
 
Concebidas con el propósito de incrementar la capacidad de crecimiento de la economía mexicana y abatir la pobreza  se definen 10 medidas, las más destacadas son: 
 
Impulsar una reforma energética; generar mayor inversión en capital humano; incrementar la inversión en infraestructura; transitar hacia la seguridad social universal, e impulsar la reforma de la hacienda pública.
 
Los ejes centrales están en las reformas hacendaria y energética. La primera otorga factibilidad a muchos de los compromisos contenidos en el Pacto y según declaraciones del nuevo secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida (La Jornada, 12 de diciembre de 2012), la posibilidad de alcanzar una generación anual de un millón de empleos (en promedio) estará en las reformas fiscales, ya que un crecimiento como el que se prevé para 2013 necesariamente  implicará menos empleos.
 
En el escenario internacional, el reto es el ajuste que se realice en Estados Unidos para el “abismo fiscal”, el cual conllevará una contracción de la demanda externa y su magnitud se sabrá cuando se dé a conocer ese ajuste.
 
Con relación a la mítica meta de inflación del 3 por ciento, basta mencionar que dentro del grupo de países de la OCDE, México ocupa el primer lugar en crecimiento de los precios de alimentos y el último en salarios.
 
¿Tendrá que ver con la cruzada contra el hambre? Una verdadera cruzada comprendería una nueva política salarial, acompañada de una política en precios de alimentos.
 
carmenramona.26@gmail.com
Twitter: @ramonaponce
 
*Economista especializada en temas de género.
 
12/CPM/RMB