Aumenta trata de personas en El Salvador

Trata de Personas
    Las víctimas son maltratadas y obligadas a consumir drogas
Aumenta trata de personas en El Salvador
Cimac | San Salvador.- 04/01/2006

Cada vez más mujeres y hombres salvadoreños, víctimas de trata de personas, son engañados y obligados a prostituirse, revelaron recientemente las autoridades policiales del país. Pese a que el gobierno incluyó en su Código Penal un artículo que tipifica la trata y castiga a sus responsables, el fenómeno es frecuente y está en aumento, aseguró el jefe de la unidad de lucha contra la trata de la Policía Nacional Civil (PNC), José Ayala.

A buena parte de las víctimas las llevan a otros países y, a la inversa, llegan extranjeras y extranjeros que incrementan la cifra de explotados sexual o laboralmente en el territorio salvadoreño, explicó Ayala, de acuerdo con información de Prensa Latina.

Benjamín Smith, representante de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), aseguró que Estados Unidos es el mercado más importante para llevar a cabo este tipo de comercio.

Por su parte, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y Casa Alianza, asociación que da terapia a los rescatados de la trata, afirman que generalmente las víctimas son maltratadas físicamente y obligadas a consumir drogas.

Muchas de las personas -mujeres, niñas y niños, las más vulnerables- que padecen este azote viven en extrema pobreza y carecen de oportunidades laborales y de empleos, aseguran organizaciones humanitarias. Asimismo, el 58 por ciento de la población salvadoreña vive bajo el umbral de la pobreza, situación que provoca la salida del país de 720 mil personas cada año.

Cerca del 70 por ciento de las familias que se quedan sobreviven gracias a las remesas enviadas por las y los migrantes, quienes frecuentemente son engañados por inescrupulosos tratantes que les ofrecen empleos en otros países donde después sufren distintas formas de explotación, asegura la PNC. Asimismo, mujeres, niñas y niños del área rural son desarraigados y conducidos a las ciudades con el fin de prostituirlos.

Durante el 2005, 56 personas fueron acusadas por el delito de trata y al menos 29 fueron rescatadas de sus explotadores por la PNC; de ellas, 11 eran extranjeras, nicaragüenses en su mayor parte.

Según la OIT, éste es el tercer negocio más lucrativo a escala mundial; genera entre siete mil y 10 mil millones de dólares anuales. La OIT calcula que, en Latinoamérica, a dos millones 700 mil personas las obligan a prostituirse, a trabajos forzados o a la servidumbre, formas modernas de esclavitud, indicó Smith.

El representante de la OIT afirmó además que este flagelo también incluye el tráfico de órganos, los matrimonios forzados, las adopciones fraudulentas y la mendicidad.

La mayoría de las víctimas de la trata en El Salvador son mujeres, niñas y niños de Honduras, Nicaragua y otros países de Sudamérica, ya que El Salvador es un territorio de tránsito para las y los explotados con destino a Guatemala y otros países del norte, de acuerdo con la OIM.

06/YT