Más de mil 200 niñas y adolescentes explotadas en La Merced

Trata de Personas
    Denuncia Brigada Callejera de apoyo a la mujer
Más de mil 200 niñas y adolescentes explotadas en La Merced
Cimac | México, DF.- 27/04/2006

Miles de niñas y adolescentes son explotadas sexualmente en esta capital por "padrotes" o "madrotas" que tan solo en el barrio de La Merced se aprovechan de las necesidades de más de mil 200 de ellas, denunció la titular de la asociación "Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer", Icela Madrid Romero.

Durante una reunión privada con la titular del Instituto de las Mujeres (Inmujeres), Patricia Espinosa Torres, Madrid Romero dijo que las causas por las que se logra "enganchar" a las adolescentes y niñas para su explotación sexual son principalmente la extrema pobreza, la violencia intrafamiliar, el rapto y la emigración del campo a la ciudad.

Señaló que los padres, tutores, novios o amigos llegan a inducirlas para que se dediquen a esta actividad e incluso las "enganchan" a través del embarazo, para que se cree un vínculo emocional invisible que las haga permanecer en esa vida.

Los principales lugares de reclutamiento, dijo, son la Central de Abasto, mercados, los jardines de Bellas Artes, centrales camioneras, bailes de colonias populares y sus propias comunidades de origen.

Detalló que las "madrotas" o "padrotes" las reclutan mediante engaños, falsas promesas de matrimonio o de empleo y, en algunos casos, los padres o esposos llegan a ofrecer a sus familiares a cambio de una cantidad de dinero.

Una vez "enganchadas", a las niñas y adolescentes se les lleva a ejercer la actividad sexual comercial en las calles, en centros nocturnos, en estéticas de masajes o en algunas zonas turísticas, como Cancún, donde se ha detectado a muchas mujeres de nivel medio superior que están enganchadas por drogas o lazos con los "padrotes", aseguró.

"Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer" fue una de las organizaciones beneficiarias del Fondo Proequidad 2005, mediante el cual el Inmujeres le entregó 250 mil pesos para respaldar el proyecto que busca explorar y contrarrestar las causas que generan el sexo comercial, lo cual se ha intentado mediante la organización de las propias mujeres en cooperativas, asociaciones y en pequeños proyectos de microcréditos.

Al recibir los resultados del proyecto, la presidenta del Inmujeres, Patricia Espinosa Torres, afirmó que la participación de la sociedad civil es cada vez más importante para visibilizar los graves problemas urbanos.

06/LR